[COP 13] Valoración de la Cumbre de Bali

Todas las versiones de este artículo: [English] [Castellano]

Según Ecologistas en Acción, el acuerdo al que se ha llegado en Bali deja demasiadas puertas abiertas a contenidos insuficientes e injustos de cara a sustituir el Protocolo de Kioto a partir de 2012.

El acuerdo de Bali debía incluir de manera inequívoca, y en un lugar preferente, un rango de reducción de emisiones para los países industrializados antes del año 2020, de 25-40%. En ese escenario el aumento de temperatura permanecería con mucha probabilidad por debajo de los peligrosos 2ºC.

La llamada Hoja de Ruta de Bali no expresa claramente este rango de reducción para los países industrializados, que son los mayores responsables del problema del cambio climático, tanto en el presente como históricamente. El documento salido de Bali expresa contenidos muy genéricos, pudiendo ser interpretados fácilmente desde la ambigüedad más improductiva.

La balanza, una vez más, se encuentra desequilibrada. Los países en desarrollo han tendido la mano y han comenzado a dar pasos en el sentido de los acuerdos voluntarios en el futuro. Demuestran que, el principio de “la responsabilidad compartida pero diferenciada” para afrontar el reto del cambio climático, es asumida por éstos con un mayor grado de conciencia que los países industrializados.

Avances

Entre los aspectos positivos, habría que resaltar los avances conseguidos en el Fondo de adaptación a los efectos del cambio climático; la Deforestación evitada, la conservación y la degradación de los bosques como forma de reducir el 20% de emisiones que supone este apartado; la Transferencia de tecnología a los países en desarrollo y empobrecidos para conseguir su progreso de manera limpia y sostenible; y el reconocimiento al trabajo del IPCC en el 4º Informe presentado durante este año 2007.

Acuerdo en 2009

Ecologistas en Acción sostiene que un mundo mejor es necesariamente un mundo más justo, donde todos sus habitantes disfruten de los mismos derechos, incluido el derecho a utilizar una energía de origen limpio y en cantidad suficiente para su desarrollo humano. El camino hacia ese mundo mejor pasa por que todos sus habitantes emitan la misma cantidad de Gases de Efecto Invernadero. Para conseguir ambos objetivos es esencial llevar a cabo, de manera independiente y urgente, el acceso a las tecnologías limpias para los ciudadanos menos favorecidos y, por otra parte, la reducción drástica de las emisiones de los países industrializados en su propio territorio.




Visitantes conectados: 603