Los vallados cinegéticos al Parlamento Europeo

Ecologistas en Acción se ha dirigido a los representantes españoles en las comisiones de Medio Ambiente y de Peticiones del Parlamento Europeo, para trasladarles su preocupación por el modelo cinegético que se está imponiendo en el Estado español. La organización ecologista denuncia que del modelo de caza “deportiva” tradicional, se está pasando a un modelo de explotación artificial e intensiva de la caza, que encuentra su máximo exponente en los vallados cinegéticos. Los europarlamentarios españoles en dichas comisiones han recibido un DVD elaborado por Ecologistas en Acción, fruto de varios años de trabajo, que aborda la problemática de los cercados.

Los vallados cinegéticos están proliferando vertiginosamente, conduciendo a la compartimentalización progresiva de los montes, con una ausencia clara de criterios técnicos y medioambientales. La colocación de estas cercas ya es masiva en Comunidades Autónomas como Extremadura, Castilla-La Mancha o Andalucía, y se encuentra en un aumento preocupante en Madrid, Valencia o Aragón.

Las vallas cinegéticas están conduciendo a una progresiva domesticación de las especies cinegéticas de caza mayor. De hecho, en el ámbito de este tipo de caza, se habla de “reses” para referirse a los animales. La elevada densidad de estas “reses” en las cercas conduce a un sobrepastoreo que provoca la desaparición acelerada de la cubierta vegetal, impidiéndose su regeneración natural, y produciendo afecciones de modo indirecto a toda la fauna en general. Además, se produce un exterminio de la fauna no cinegética asociada a las vallas. Es una práctica habitual la colocación de métodos no selectivos de caza como lazos metálicos o cepos aprovechando los pasos improvisados y las gateras. La utilización de estos métodos ilegales de caza suponen una grave amenaza para especies en peligro como el lobo o el lince ibérico.

Este fenómeno está tomando dimensiones alarmantes en nuestro país, pero está afectando a una biodiversidad que es patrimonio de todos los europeos, por lo que Ecologistas en Acción tiene la intención de dar los pasos necesarios para que las implicaciones de este asunto se conozcan en Europa, y para que las instituciones comunitarias tomen partido. La Unión Europea se ha marcado el objetivo global de detener el descenso de la biodiversidad antes de 2010. Sin embargo, prácticas como ésta solo contribuyen a mermar las posibilidades de lograr dicho objetivo. Las afecciones a la diversidad producidas por esta práctica son en ocasiones muy graves, entrando en conflicto con legislación europea como la Directiva de Hábitats. Ecologistas en Acción está estudiando la presentación de una queja comunitaria ante la Comisión Europea, así como de una Petición al Parlamento Europeo.




Visitantes conectados: 593