El PP demanda a los querellantes de los papeles de Bárcenas por injurias y calumnias

El Partido Popular ha presentado una demanda de acto de conciliación contra las cinco organizaciones firmantes de la querella por los “papeles de Bárcenas” que está siendo investigada en la Audiencia Nacional. Las formación acusa a los querellantes de injurias y calumnias contra el partido y les señala por ofender al “pueblo español”. La demanda del PP contrasta con la ausencia de acciones legales contra el ex tesorero Luis Bárcenas ni otros presuntos responsables o beneficiarios de la contabilidad paralela.

El pasado 28 de febrero la Asociación Libre de Abogados (ALA), Izquierda Unida, Ecologistas en Acción, Los Verdes y Justicia y Sociedad interpusieron una querella contra dos extesoreros del Partido Popular, tres exministros y varios presidentes de grandes constructoras. Reclamaban que se esclareciera la relación entre los pagos de empresarios reflejados en los “papeles de Bárcenas” y la adjudicación de obras públicas a las empresas que dirigían. La querella fue admitida a trámite y buena parte de los querellados han comparecido ante el juez.

Ahora, las cinco organizaciones han recibido una citación. Según la diligencia de ordenación de un Juzgado de Primera Instancia de Madrid representantes de los cinco grupos deberán comparecer el día 3 de Julio. El PP solicita que reconozcan haber realizado acusaciones “manifiestamente falsas”, con “temerario desprecio por la verdad”, con la “finalidad de lesionar el honor y dignidad del PP, sus militantes y dirigentes”. Los abogados del partido instan a las organizaciones a retractarse de las acusaciones de la querella.

El acto de conciliación es previo a la formulación de una querella, tal y como subraya la demanda. En ella se acusa a las cinco organizaciones de “hacer declaraciones injuriosas y calumniosas” sin fundamento. Considera, por tanto, que carece de fundamento que se trate de esclarecer el supuesto entramado de contabilidades oficiales y paralelas que se deduce de los “papeles de Bárcenas” y la existencia de cuentas bancarias en Suiza.

La demanda del PP considera además que se utilizan en la querella “estrategias populistas” para “generar un clima de confrontación”. Parece, por tanto, que no es necesario investigar sobre las supuestas recaudaciones ilegales que podrían haber sido repartidas entre altos cargos del partido, ni esclarecer por qué se adjudicaron grandes e innecesarias obras públicas a las empresas presuntamente donantes.

Y además la demanda de acto de conciliación asegura que la querella ofende al “pueblo español”. No contempla que la sociedad reclame transparencia e información, como lo demuestran las más de 27.000 firmas recogidas en la página de adhesiones de la “querella Bárcenas”.

El Partido Popular, que ha sido retirado de la acusación popular en el denominado caso “Gurtel”, ha presentado una demanda de conciliación más política que jurídica. En el texto de dicha demanda acusa a quienes firman la querella de perseguir “generar en su provecho un clima de confrontación social”, usar “estrategias populistas incompatibles con las reglas del sistema democrático” o “abrir con esa mal denominada querella una causa general de investigación frente a personas que han estado, o están integradas en su dirección”.

Representantes de las cinco organizaciones acudirán al acto de conciliación, que parece un intento de cazar al mensajero, en vez de dirigir las acciones legales hacia el (ex)tesorero.

Para ese mismo día por la tarde, las organizaciones convocarán un acto asamblea, en el que se hará un llamamiento a la movilización contra la corrupción, contra el modelo de infraestructuras, contra la estafa o por una democracia real junto con las 27 mil personas adheridas a la querella. Las organizaciones recuerdan que esta querella es de toda la gente que lucha por la democracia, contra la crisis y contra la corrupción.




Visitantes conectados: 1080