Alegaciones al proyecto de Actuación Territorial Estratégica en Rabasa

Alegaciones al ATE de Alicante Avanza

Ecologistas en Acción ha presentado un extenso documento de alegaciones contra el proyecto de ate promovido por el principal constructor de Alicante.

  • Esa ATE no sería de interés general, pues el empleo creado sería precario, de poca calidad e inferior al destruido en el comercio de proximidad.
  • La ATE sería contraria al Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Alicante y a varias leyes estatales y autonómicas que regulan la movilidad sostenible, ya que induciría un incremento de la movilidad motorizada (más de 20.000 coches diarios).
  • La “huella del carbono” en la fase de funcionamiento del ATE sería de 110.000 toneladas/año, equivalente a una ciudad de 22.000 habitantes.
  • La ATE contradice varias Directrices de la Estrategia Territorial de la Comunidad Valenciana.
  • La creación del Parque Metropolitano de las Lagunas de Rabassa tendría efectos negativos sobre especies y hábitats de interés prioritario.
  • La ATE evalúa de forma negativa los valores ambientales del sector y no estudia de forma correcta las especies y hábitats presentes en el mismo.
  • El Parque Científico Empresarial promovido por la ATE es contradictorio con el desarrollo del actual Parque Científico promovido por la Universidad de Alicante con el apoyo del Ayuntamiento de Alicante.

Se ha presentado un denso documento de alegaciones contra el proyecto de actuación en la zona de Rabassa en Alicante, donde insistimos en diversos aspectos para rechazar este proyecto en su globalidad. De principio ya rechazamos que el proyecto de Alicante Avanza cumpla con los requisitos que establece la Ley para que sea considerada como una Actuación Territorial Estratégica ya que consideramos que no reúne todos los requisitos exigidos por la normativa vigente. Entre otros incumple varias Directrices de la Estrategia Territorial de la Comunidad Valenciana, al promover un urbanismo disperso y la implantación de un terciario comercial alejado del casco urbano y de los principales nodos del transporte público.

Como aspecto destacado consideramos muy deficiente la descripción y estudio de los valores naturales: flora y fauna y una deficiente elaboración del inventario ambiental y territorial presente en el sector. La inclusión en el sector de las Lagunas de Rabassa no está justificada, sino es como treta del constructor Enrique Ortiz para conseguir las parcelas más apetitosas del sector (las que acogerían el Macrocentro Comercial) en el proceso de reparcelación. Aportamos diversas referencias, bibliografías y estudios propios que pretenden contrarrestar lo que consideramos un menosprecio de los valores naturales de la zona, que no estudian en profundidad la presencia de especies y hábitats de interés europeo (hábitat 1510 Estepas salinas mediterráneas). También incluimos la deficiente consideración de las relaciones ecológicas con otros espacios mediante el estudio de corredores naturales o ecológicos, denunciando una “visión urbanita y mercantilista del espacio, e incompatibilidad manifiesta de la propuesta de un Parque Metropolitano de las Lagunas de Rabassa con la conservación de los valores naturales”. Por el contrario defendemos la inclusión de esa zona en el Catálogo Valenciano de Zonas Húmedas y su declaración como Paraje Natural Municipal.

Otro problema ambiental destacado sería el Estudio Acústico, ya que planteamos que los límites de los niveles sonoros que se imponen en el Estudio Acústico 65 dB(A) durante el día y 55 dB(A) durante la noche, son los que proceden de la Ley de la Generalitat Valenciana, de Protección contra la Contaminación Acústica, cuando existen unos límites más estrictos en la Normativa Urbanística del PGMOU y en una Ordenanza Municipal del Ayuntamiento de Alicante (Ordenanza Municipal sobre protección contra ruidos y vibraciones ).

Anexo a las alegaciones al ATE de Alicante Avanza

Ecologistas en Acción no sólo denuncia las deficiencias en el aspecto ambiental sino que entramos a cuestionar otros aspectos como la necesidad de la implantación de más superficies comerciales con comercios de atracción en el espacio metropolitano Alacante-Elx, ya que la ATE no justificaría la necesidad de una nueva implantación terciaria-comercial en la ciudad de Alicante. Además, planteamos que la ATE de Alicante Avanza no es de interés general y que los datos que se presentan de creación de centenares de puestos de trabajos directo y miles indirectos no se contrastan con la pérdida de empleo que se produciría en el comercio de proximidad, además de que la calidad del empleo creado sería muy deficiente, por su precariedad y malas condiciones laborales. Así pues, concluimos que el ATE de Alicante Avanza para la implantación de Ikea en Alicante no está justificado en base a la creación de empleo duradero y de calidad, ya que quedaría demostrado la volatilidad y precariedad del empleo creado por esta multinacional, sujeta a las ventas en términos globales por el conjunto de centros, la destrucción de empleo en las zonas urbanas de Alicante y San Vicente del Raspeig separadas del centro comercial y la falta de correlación entre producción y venta con la creación de empleo.

Desde una perspectiva global también denunciamos que el estudio presentado no evalúa de forma correcta la “huella de carbono” de la actuación, plantemos que uno de los contenidos del estudio ha de ser el estudio de los principales y probables efectos significativos sobre el medio ambiente, y entre ellos está “su incidencia en el cambio climático, en particular, una evaluación adecuada de la huella de carbono asociada al plan o programa”. Ya que, uno de los principales impactos ambientales de la implantación de grandes superficies comerciales alejadas de los cascos urbanos de las ciudades es la emisión de gases de efectos invernadero debido al aumento de la movilidad que induce y a que la mayoría de los nuevos desplazamientos serán en vehículos motorizados. La “huella del carbono” real del ATE en la fase de funcionamiento calculadas por Ecologistas en Acción (110.000 t) casi triplicaría las estimaciones del ATE (39.000 toneladas de CO2/año).

Precisamente con respecto a la movilidad consideramos que es contradictorio con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) aprobado por el Ayuntamiento de Alicante, ya que la aprobación de la ATE supone ahondar las patrones de movilidad insostenible de la ciudad de Alicante y sería contradictoria con la Ley de Economía Sostenible y con la Ley Valenciana de Movilidad.

Finalmente, también planteamos que la creación de un nuevo Parque Científico Empresarial en el ATE Alicante Avanza sería innecesario al existir un proyecto propio de la Universidad de Alicante en terrenos de su ampliación, que ese proyecto privado duplicaría de forma innecesaria las posibles instalaciones y perjudicaría gravemente el proyecto público de la Universidad y Ayuntamiento de Alicante que ya está en pleno desarrollo.