La bolsa de plástico: nociva y prescindible

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

A pesar de haberse convertido en un elemento habitual y extremadamente normalizado en nuestro día a día, las bolsas de plástico son considerablemente nocivas y, al mismo tiempo, prescindibles y reemplazables.

Ecologistas en Acción, en el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico, que se celebra el 3 de julio, insta a las administraciones a adelantar su prohibición y a la ciudadanía a rechazar y reducir su consumo.

En 2011 se aprobó la Ley de Residuos, con un calendario para la prohibición de la distribución de bolsas en 2018, salvo para guardar carne o pescado.

En 2012, se realizó una consulta pública por la Comisión Europea sobre el uso de las bolsas de plástico y el 70% de las respuestas estaban a favor de su prohibición. Desde hace menos de un año, el compromiso aprobado por el Parlamento Europeo es reducir su uso un 50% para el 2017 y en un 80% para 2019.

Ecologistas en Acción insta a las Administraciones competentes a tomar pasos firmes para adelantar los plazos de prohibición y la reducción del uso de los plásticos mediante instrumentos legales efectivos. También deben realizarse campañas de información sobre los problemas que ocasiona su consumo y exigir a las productoras que diseñen y fabriquen productos con ciclos de producción cerrados e inocuos para la salud y el medio ambiente. La ciudadanía debe apostar por productos de una mayor vida útil en su día a día.

PDF - 7.5 MB
[Informe] Desengancharse del plástico

Para arrojar luz sobre el plástico, los usos y las consecuencias que acarrea para la salud y el medio ambiente su consumo intensivo e irracional, Ecologistas en Acción ha publicado el informe “Desengancharse del plástico” coincidiendo con la celebración del Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico.

Algunos datos sobre las bolsas de plástico que descata el informe:

  • En los años cincuenta las bolsas de plástico irrumpieron en los mercados a través de su distribución gratuita en supermercados y otras tiendas. Hoy en día se usan un billón de bolsas de plástico al año: unos dos millones al minuto.
  • En Europa, la media por persona y día depende del país: entre las 4 bolsas por persona al año en Dinamarca y Finlandia, hasta más de 450, en Portugal, Eslovaquia y Polonia.
  • El Estado español se encuentra entre los más consumidores, con una media de 133 bolsas al año por persona. A pesar de que su consumo se ha reducido en los últimos años, ni la mitad vuelven a ser reutilizadas, y sólo el 10% acaba en los contenedores amarillos para su reciclaje.
  • Cada hora se vierten a los mares 675.000 kilos de basura, la mitad de ella, plásticos, que a pesar de tener una vida media útil de menos de 12 minutos, pueden tardar en degradarse hasta 500 años.
  • Actualmente el plástico es el mayor residuo marino y se estima que hay aproximadamente 54 pedazos de plástico flotante por cada metro cuadrado de océano.
  • Las bolsas de plástico son trampas mortales para la fauna marina, las aves y las tortugas, especies esenciales para el equilibrio de los ecosistemas marinos. La mayoría de las muertes se producen por enredo o ingestión.
  • Durante el proceso de producción, al plástico se le añaden una serie de aditivos químicos para aportar elasticidad, durabilidad, color, etc. La gran mayoría de estos aditivos permanecen hoy en día sin identificar debido a la opacidad de las empresas de producción. Sin embargo numerosos estudios científicos han comprobado que la exposición repetida a determinados aditivos puede provocar efectos nocivos de diferente gravedad en la salud y en el medio ambiente.



Visitantes conectados: 502