La Junta no aclara si los productos de la huerta se pueden comer

A día de hoy, la Administración autonómica sigue sin aportar datos que permitan evaluar el impacto de la contaminación producida por el incendio en el aire, el agua y el suelo. Prometen realizar análisis de suelos y cultivos.

En relación a la reunión mantenida con el Delegado Territorial de la Junta, sobre el incendio de neumáticos de RMD, vecinos y ecologistas quieren hacer públicas las siguientes declaraciones:

- El Delegado se compromete a analizar el suelo, los pastos y algunos productos como uvas y pimientos pero no impedirá , hasta obtener resultados, que los cultivos expuestos al incendio, que en León ya se están comercializando, entren en la cadena alimentaria humana y animal. Nos parece absolutamente irresponsable mantener esta incertidumbre cuando existen modelos conocidos, y protocolos de actuación, tras emisiones tóxicas de esta envergadura que desaconsejan preventivamente el consumo de productos hasta la comprobación de su inocuidad

- El Delegado pretendió negar la desinformación, alegando haberse reunido con los alcaldes de Chozas y de Onzonilla. Pero lo cierto es que ninguna información ha llegado a los vecinos, lo que explica su estado de temor sobre el consumo de sus cultivos, y aún peor, por oír que la calidad de aire era aceptable mientras habían de recluirse en sus casas, casi a diario, cuando llegaba la nube “irrespirable”

- Solo se aportan, desde el 31 de julio, datos sobre los contaminantes atmosféricos habituales, sin que se hayan analizado las concentraciones de sustancias peligrosas, incluso cancerígenas, como el benceno, tolueno, benzopireno, metales pesados, etc., emitidas por el incendio.

- Sorprende sobremanera la justificación de no haber adoptado medidas más drásticas durante los días del incendio, como la evacuación de alguna población afectada , que aconseja la EPA (Agencia de Protección ambiental de Estados Unidos), aduciendo el Delegado Territorial que no podía tomar tal decisión sin antes comprobar el nivel de tóxicos emitidos. Grave error, pues después de incorporados al organismo los tóxicos aludidos, no caben medidas correctores a posteriori.

- Vecinos y ecologistas recriminaron a la Junta no haber tomado las riendas del operativo de extinción del incendio, y haberlo confiado a la empresa que, por imprudencia grave, lo ha provocado. Se hubieran elegido los medios de extinción más rápidos y eficaces, se hubiera evitado gran parte del vertido de aguas sucias que RMD ha desaguado al exterior, y las sospechas de los vecinos de que la empresa aprovechó el fuego para quemar otros materiales (hay denuncias de ello en la Guardia civil).

- Se obvio la contaminación del arroyo de Antimio de Abajo por las aguas de extinción del incendio al ser competencia de la CHD.

En la reunión se anunció, dada la amplia trayectoria de incendios de RMD (este es el quinto o sexto que se produce en sus instalaciones), e incumplimientos normativos de la empresa, la petición de clausura de la planta que se cursará en los próximos días.

Asimismo, Ecologistas en Acción solicitará un estudio epidemiológico, a fin de valorar la evolución de algunas enfermedades, como el cáncer, en la zona afectada por los humos del incendio.




Visitantes conectados: 981