Decepcionante sentencia sobre la orden de control de predadores de Castilla-La Mancha

El TSJ de Castilla-La Mancha avala la norma que pone en riesgo a los mamíferos carnívoros protegidos, a los animales domésticos abandonados y que ha causado peligrosas capturas de linces en Castilla-La Mancha. Ecologistas en Acción, en todo caso, estudia distintas vías para se modifique.

Ecologistas en Acción califica de decepcionante e inesperada la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha por la que desestima el recurso interpuesto por la asociación contra la Orden de 18 de julio de 2013 por la que la Consejería de Agricultura establecía las normas para la homologación de métodos de captura de especies predadoras, perros y gatos asilvestrados y homologaba algunos de esos métodos, entre ellos distintos tipos de lazos y los alares.

El TSJ, a través de la Sección primera de la Sala de lo contencioso-administrativo, ha rechazado una buena parte de los argumentos esgrimidos por Ecologistas en Acción dejando sin contestar otros muy relevantes.

Sorprende la dureza de la sentencia sobre todo porque no se corresponde con otras que sobre aspectos y argumentos comparables había emitido la misma Sala. Entre ellos, cabe destacar, la minusvaloración de la pericial presentada por Ecologistas en Acción y que venía suscrita por expertos científicos docentes en la Universidad Rey Juan Carlos I. También la consideración de que el Consejo Asesor de Medio Ambiente no ha de informar de la legislación cinegética, aun cuando afecte a recursos naturales protegidos.

Además, choca en la sentencia que el TSJ-CLM dé valor por encima de la normativa legal a las Directrices Técnicas que sobre la materia aprobó el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, cuando se trata de un mero documento técnico ampliamente criticado por numerosos especialistas.

Por otra parte, es de lamentar especialmente que el TSJ-CLM no haya reparado en el daño que estos métodos provocan en especies protegidas, entre ellos el lince y el lobo ibéricos. En este punto ni siquiera se ha contestado a los contundentes argumentos planteados por Ecologistas en Acción.

Recordemos como en mayo de 2015 un lince caía capturado en un lazo con alar autorizado en un coto de caza de Casas de Lázaro en Albacete. El animal, de nombre Llera, pudo ser liberado gracias a que portaba un collar emisor dispuesto por tratarse de un ejemplar liberado dentro del plan de reintroducción. Con la norma ahora ratificada por el TSJ se podrán extender este tipo de autorizaciones y quedará en manos de los tramperos decidir sobre el destino de los animales capturados. No es difícil imaginar lo que pasará con muchos de estos especímenes que no portan collares con GPS que les amparen y permitan su localización.

Ecologistas en Acción lamenta el daño que la irresponsable actuación de la Unión Europea, el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y de la Consejería de Agricultura provoca ofreciendo amparo a las Directrices y a la Orden recurrida. Que las administraciones no hagan lo necesario por regular adecuadamente esta injustificada práctica, que tantas veces ha puesto de manifiesto el perjuicio que provoca en las especies, no lleva sino a dudar de su imparcialidad y objetividad frente a las presiones del lobby cinegético.

El equipo jurídico de Ecologistas en Acción estudia ya las distintas vías posibles para que se rectifique lo sentenciado en el TSJ, entre ellas el recurso al Tribunal Supremo y la queja ante la Unión Europea.

En todo caso, la asociación incrementará sus acciones ante la Consejería de Agricultura para que la normativa vigente se cumpla de verdad, cosa que ahora no ocurre, y para cambiarla sustancialmente dentro del proceso de reforma de la ley de caza de Castilla-La Mancha actualmente en marcha.




Visitantes conectados: 431