Preocupación por la aparición de palomas muertas

Ecologistas en Acción quiere mostrar su preocupación por la nueva aparición de palomas muertas en la ciudad de Córdoba y otros puntos de la provincia e insta a las autoridades competentes a que abran líneas de investigación e informen sobre sus resultados.

En la última semana han aparecido palomas muertas tanto en la ciudad de Córdoba como otros puntos de la provincia. En Ecologistas en Acción nos preocupa que la muerte por envenenamiento de palomas pueda deberse a la ingestión de semillas de girasol tratadas con productos fitosanitarios ya que llevamos varios años observando esta mortalidad, en estas y otras especies de aves, durante la época en la que se producen las siembras. Sociedades de cazadores también han alertado de ello en los últimos años compartiendo las mismas sospechas.

Cada vez es más frecuente el uso de semillas tratadas con fungicidas, insecticidas y otros productos como sistemas de protección ante potenciales plagas. El problema de estos tratamientos es que algunas de las sustancias que se utilizan son letales cuando son digeridas por la aves. Las presiones del sector agrícola hace que productos que se han demostrado peligrosos obtengan prórrogas en su utilización antes de ser prohibidos definitivamente u obtengan autorizaciones especiales que, a pesar de ello, se conceden año tras año. Este hecho, unido al interés comercial de las grandes compañías de agroquímicos, siempre dispuestas a introducir en el mercado nuevos productos cuando se elimina uno de los anteriores, hace que nuestros campos se transformen en laboratorios de experimentación donde, sólo tras comprobar los efectos letales de los nuevos productos, se llega a su prohibición.

La gravedad de este acontecimiento no es solo la muerte de palomas sino sobre todo de otra especies ligadas a los medios agrarios que pueden verse afectadas por estas prácticas como las perdices, codornices, fringílidos, etc y el desequilibrio que supone para nuestros sistemas agrarios. Según estudios de la Sociedad Española de Ornitología se constata un declive de las aves de las zonas agrarias en cuyo origen está en un uso abusivo de biocidas químicos. Cada vez nos acercamos más a la Primavera Silenciosa sobre la que nos alertaba Rachel Carson en 1962.

Ecologistas en Acción insta a la administración autonómica a investigar y actuar ante estas mortandades, no es un problema que afecta solo a las palomas urbanas sino también a la fauna silvestre, y a que informen de sus resultados a toda la ciudadanía. Al mismo tiempo hacemos un llamamiento a las administraciones para que cumplan con el Principio de Precaución, que debería de regir el empleo de nuevas sustancias, y con el Decreto 1311/2012, con el objeto de conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios, garantía para preservar nuestra salud y la del medio ambiente.




Visitantes conectados: 303