No al circo con animales

Ben Magec-Ecologistas en Acción manifiesta su rechazo a cualquier tipo de apoyo institucional a los circos con animales, por lo que critican públicamente al ayuntamiento de Ingenio, en Gran Canaria, por dar acogida a Cirkus Kaos a partir del próximo jueves.

Los ecologistas hacen un llamamiento a la ciudadanía para que no asista a este tipo de espectáculos que esconden el sometimiento y el maltrato a los animales salvajes.

“El espectáculo de este circo está caracterizado por el uso de diferentes animales (elefantes, leones, tigres, etc.) que normalmente son secuestrados de su medio natural por las mafias internacionales de animales para ser vendidos para este tipo de actividad o han nacido en cautividad y criados en condiciones aberrantes en comparación con su medio natural”, según denuncia la Federación ecologista.

Además, explican que para que un animal realice o adopte un comportamiento antinatural (leones saltando entre aros de fuego, elefantes en equilibrio encima de una pequeña pelota, animales fumando cigarrillos, etc.) son sometidos a crueles entrenamientos basados en el maltrato físico que incluye restricción de agua y comida, garrotes, palizas, gritos, jaulas minúsculas, largos traslados en condiciones pésimas, y una larga lista de aberraciones que condenan a estos animales a pasar una vida sin libertad llena de sufrimiento para que personas sin ningún tipo de escrúpulos se lucren haciendo negocio con el maltrato animal.

Para la Federación ecologista, deberían ser las administraciones públicas las que se opusieran a que se celebraran este tipo de espectáculos, más aún cuando el público objetivo en su gran mayoría, son niños y menores que desconocen lo que se esconde detrás de estos tipos de circos, por lo que, en gran medida, es responsabilidad de las administraciones públicas velar porque ciertos espectáculos no existan y mucho menos fomentar su promoción.

“Cada vez que llevamos a los niños a ver actuaciones de animales, les estamos enseñando que la crueldad es divertida y que los animales no merecen respeto. Todos estos actos ridículos que los animales son obligados a realizar les causan estrés y miedo”, añaden.

Ben Magec-Ecologistas en Acción manifiesta que no está en contra del espectáculo del circo, ni de sus artistas y trabajadores que han elegido de forma voluntaria esta respetable profesión. La verdadera magia del circo son las actuaciones de los artistas, malabares, bailarines, actores, payasos, magos, contorsionistas, etc. que participan en la función aportando su destreza y su arte.

“Los circos con animales son cárceles ambulantes en las que los animales están obligados a trabajar por miedo a recibir una paliza, y por este motivo instamos a las autoridades competentes a prohibir los espectáculos con animales, como ya han realizado en grandes ciudades como Barcelona, Río de Janeiro, La Paz y países como Holanda, Costa Rica, Austria, Suecia, etc”.