Rechazo unánime al Decreto-Ley 2/2016

El gobierno regional pretende convalidar en la Asamblea Regional el Decreto-Ley nº 2/2016, “de medidas urgentes para la reactivación de la actividad empresarial y del empleo a través de la liberalización y de la supresión de cargas burocráticas, que en realidad esconde uno de los ataques más graves al maltrecho medio ambiente y la salud pública de todos los murcianos.

El gobierno regional aprobó el Decreto-Ley que ahora se pretende convalidar tras reunirse con una organización empresarial y “cerrar un acuerdo” -según sus propias palabras-, prescindiendo de la participación de las organizaciones interesadas, de la ciudadanía en general, de los Ayuntamientos, del Consejo Económico y Social, del Consejo Jurídico y de la Asamblea Regional, dado que se tramitó como Decreto-Ley, reservado para asuntos de urgencia. Se trata de una decisión sin precedentes en nuestra democracia: ningún Gobierno, estatal ni autonómico, ha modificado el régimen general de protección del medio ambiente a través de un Decreto-Ley.

El Decreto-Ley deroga o altera buena parte de la Ley 4/2009 de Protección Ambiental Integrada (88 artículos, 3 Disposiciones y sus 3 Anexos), eliminando regulaciones ambientales destinadas a garantizar la protección ambiental y la salud pública. No cabe dejar en manos de los empresarios la garantía de que no se van a producir daños al medio ambiente y a la salud pública por actividades que son potencialmente perjudiciales. Esto es precisamente lo que hace la propuesta de Decreto-Ley, al permitir la puesta en funcionamiento de tales actividades mediante una mera declaración responsable de los empresarios. No es de recibo que la Administración esquive sus responsabilidades o las posponga a un momento posterior a la implantación de una actividad, cuando el daño puede haberse producido y ser irreparable.

Por ejemplo, con el Decreto-Ley un cebadero de 749 cerdos no necesitaría licencia municipal, por lo que podría instalarse en las inmediaciones de cualquier vivienda. El Decreto-Ley favorecerá la proliferación de focos de contaminación, ruidos y molestias a ciudadanos y vecinos, al pasar de la prevención (como se promueve en toda Europa) a actuar cuando el problema ya se ha creado y puede ser de muy difícil o imposible solución, como demuestran los recientes episodios de incendios contaminantes de vertederos de residuos, como el de neumáticos en Seseña.

Además, determinados requisitos, como la compatibilidad urbanística, se considerarán otorgados si la administración no se pronuncia expresamente en contra, lo que alentará todo tipo de irregularidades urbanísticas, con usos incompatibles que crearán problemas y molestias a vecinos y ciudadanos. Igualmente buena parte de la responsabilidad se descarga en los Ayuntamientos, que no tienen los medios adecuados de inspección y control.

Manifiesto contra la convalidación del Decreto-Ley 2/2016

Por todo ello, un amplio conjunto de organizaciones sociales y ambientales [1] hemos suscrito un Manifiesto para la Defensa del Medio Ambiente en la Región de Murcia y contra la Convalidación del Decreto-Ley nº 2/2016 y pedimos a todo los partidos políticos que manifiesten su rechazo al mismo, oponiéndose a su convalidación en la Asamblea Regional. Igualmente pedimos a todas las entidades de la sociedad murciana y al conjunto de los ciudadanos que expresen su rechazo a este Decreto, que supondrá una grave desprotección ambiental y aumentará enormemente los riesgos para la salud pública de los murcianos.


julio de 2017 :

junio de 2017 | agosto de 2017



Visitantes conectados: 257