Día Internacional contra Chevron

El 21 de mayo es el tercer Día Internacional contra la multicional Chevron. En esta ocasión, la organización Atlas of Environmental Justice (EJAtlas) ha creado un nuevo mapa que muestra 30 conflictos entre la multinacional Chevron y diferentes comunidades de todo el mundo. La Oficina Europea del Medio Ambiente (OEMA), en la que participa Ecologistas en Acción, trabaja con la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y con una red de universidades y de ONG internacionales en la mayor base de datos de conflictos ambientales del mundo.

Leida Rijnhout, directora de sostenibilidad y políticas globales, explica por qué la OEMA participa en una campaña mundial para hacer que Chevron responda por sus acciones: La OEMA cree que las empresas contaminantes deberían pagar por arreglar los destrozos que hacen. Resulta inaceptable además que Chevron ignore las órdenes judiciales y se dedique a demandar a los representantes de las víctimas, que legítimamente reclaman vivir en un entorno limpio.

La OEMA, secundada por Ecologistas en Acción, ha decidido respaldar los esfuerzos para aplicar una orden del Tribunal Supremo que obliga al pago de 9.500 millones de dólares para realizar trabajos de limpieza en Ecuador, con el lanzamiento de una campaña de financiación colectiva.

Hasta el momento, el caso está sentando un precedente negativo que podría dar ejemplo a otras industrias contaminantes y hacer que sigan la estrategia de denegar la justicia empleada por Chevron. El objetivo de la OEMA es convertir el caso en un precedente positivo que sirva de acicate a las comunidades afectadas de todo el mundo, incluida Europa.

Según Daniela Del Bene, jefa de proyecto de Atlas of Environmental Justice en la UAB: Chevron sigue sistemáticamente el principio de quien contamina no paga. Las comunidades que deben hacer frente a las consecuencias se han reunido con abogados y ONG para diseñar este mapa de conflictos con Chevron. Además de exigir reparación y justicia, las comunidades desean subrayar por qué es necesario que la economía mundial prescinda de los combustibles fósiles.

Para Samuel Martín-Sosa, responsable de internacional de Ecologistas en Acción: Un caso sangrante es el de los vertidos de petróleo de Chevron en la selva ecuatoriana. Es uno de los mayores desastres ambientales en la historia mundial. Más de 30.000 indígenas y colonos están afectados. Es urgente ayudar a las víctimas y que Chevron pague por los daños. Hagamos saber a Chevron que ser una empresa grande y poderosa no le pone por encima de la ley.




Visitantes conectados: 418