Por el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas

La Comunidad de Bardenas tiene establecido un Contrato con el Ministerio de defensa hasta el 2028 a menos que un gobierno de cambio lo remedie. Al gobierno que salga de 26 J pedimos un plan de desmantelamiento entre sus propuestas de actuación inmediata. Asimismo, pedimos un plan conjunto de actuación a los partidos que están por el desmantelamiento del polígono de tiro y que tienen representación en el Parlamento Europeo.

Mediante dicho acuerdo, 2.200 Has. de las Bardenas, las ocupa el polígono de tiro, bombardeo y ametrallamiento. Dicha instalación militar está inserta en un Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera. Es cuando menos sorprendente que se compatibilicen tales figuras medioambientales con la permanencia de una instalación militar de estas características. Aunque nada es tan extraño si observamos que el Consejo Asesor del Parque no se ha reunido más que para su constitución, tal y como ha denunciado Ecologistas en Acción. Dentro del recinto vallado, allá donde no se hacen bombardeos, existe un rico hábitat vegetal y animal, pero eso lo único que nos indica es que si el polígono de tiro se desmantelase, tras su limpieza y descontaminación, sería adecuado proteger ese terreno con una figura medioambiental tal como la de Reserva Natural, porque allá donde no opera actividad industrial, agrícola o humana de otra naturaleza, el hábitat permanece. No es de recibo justificar en ese hábitat una instalación militar en la que tienen lugar los únicos entrenamientos con fuego real del ejército del Aire español, además de los entrenamientos de diversos ejércitos de la OTAN.

Por todo ello, y por los riesgos que entraña para la población, la Asamblea Antipolígono lleva décadas de trabajo para lograr que las Bardenas no alberguen una instalación militar en la que la OTAN se entrena para preparar guerras. El año pasado quedó clara evidencia de tal finalidad, ya que Bardenas, además de ser escenario de las habituales maniobras anuales del Ejército del Aire Español con fuego real, formó parte del escenario de entrenamiento de la OTAN “Triden Juncture”. Si el polígono va adquiriendo mayor relieve como lugar de entrenamiento para las guerras, va aumentando su peligrosidad. La Asamblea Antipolígono queremos contribuir a la paz y la no violencia como forma de abordar pacíficamente los conflictos.

Nos sobra la violencia aquí y nos sobra la violencia en otros escenarios mundiales. Esa posición se refuerza ya que las guerras, además de causar víctimas donde tienen lugar, contribuyen a nuestra propia inseguridad. En el polígono de tiro de las Bardenas, se están utilizando ingentes cantidades de dinero procedente de nuestros impuestos para entrenamiento militar, mientras la hucha para las pensiones se vacía y los servicios públicos y derechos ciudadanos se recortan. Seguir organizando y financiando guerras es inhumano y no soluciona los conflictos internacionales. Queremos emplear toda nuestra energía en fortalecer el Movimiento por la Paz.

Este año, además, fruto del aumento de los escenarios de guerras, van en aumento los desplazamientos de población en demanda de refugio. Europa es el punto de llegada de centenares de miles de refugiados huyendo de las guerras. Nunca los gobiernos de la Unión Europea habían estado tan lejos de sus principios, ni demostrado tanta incapacidad y egoísmo como se está comprobando con el tema de los refugiados en la actualidad. Se trata de la mayor emergencia humana desde la Segunda Guerra Mundial. Por ello, la Asamblea Antipolígono vuelve también su vista hacia esta cruda realidad al hablar del polígono de tiro de las Bardenas.

Por todo ello, la Asamblea Antipolígono ha incluido esta cruda consecuencia de las guerras, la de los refugiados, en el lema de esta edición: “Desmantelamiento polígono de tiro de las Bardenas. No a las guerras. Si a la paz. Si a los refugiados”.

Son ya XXIX ediciones de la Marcha y confiamos en que no sea necesaria durante muchos más años. Pero mientras el polígono de tiro continúe en Bardenas, habrá contestación. Sus riesgos y molestias los compartimos buena parte de Navarra y el uso de las Bardenas para entrenamiento militar, compete a toda Navarra. De ahí que solicitemos el apoyo y participación en toda la Comunidad, y que hagamos ahínco en el papel que debe jugar el gobierno navarro. Exigimos al Gobierno de Navarra que más allá de mostrar su rechazo al Polígono, plantee iniciativas concretas con el Gobierno Central para ir concretando un plan de desmantelamiento del Polígono. Es preciso para lograr el desmantelamiento de una instalación militar que nadie quiere, y que a estas alturas no sabemos por qué persiste en nuestro entorno. Si muchos otros países europeos carecen de una instalación militar de estas características, ¿por qué hemos de tenerlo aquí? Como es sabido, la parte más intensa de los riesgos y molestias es para quienes habitamos en el entorno del polígono de tiro, tanto en Navarra como en Aragón, donde no hay poblaciones “congozantes”, pero sí “consufrientes”. Por eso, la Marcha la convoca la Asamblea Antipolígono en estrecha colaboración con la Plataforma NO a las Guerras, de Ejea y Pueblos.

La marcha se ha celebrado el domingo 5 de junio desde los Aguilares hasta las inmediaciones del polígono de tiro. Este año se ha contado con la colaboración de José Miguel Litago, artista ribero multifacético, hombre de teatro y escena además de intérprete, que amenizó la convocatoria con la interpretación de varias canciones antibélicas de cantautores como Silvio Rodríguez o Victor Manuel.

Estas convocatorias, que siguen reuniendo a cientos de personas a pesar de los años transcurridos desde su comienzo y a pesar de la frustración tras el establecimiento del último Convenio, son posibles gracias al tesón y trabajo de las compañeras y compañeros de la Asamblea Antipolígono y de la Plataforma NO a las Guerras de Ejea y Pueblos, pero también gracias al creciente apoyo de colectivos sociales y políticos, cuyos nombres damos hoy a conocer. A este respecto, queremos destacar que hemos aumentado considerablemente nuestros apoyos.

Son necesarios todos los esfuerzos que conciten compromiso con valores de paz, de respeto mutuo entre personas y poblaciones con distintas ideas políticas, culturas, religiones, nacionalidades, y que conciten asimismo respeto medioambiental y protección de la naturaleza, para que algún día, ojalá cercano, logremos que las Bardenas no sean lugar de entrenamiento para las guerras y se conviertan en un autético Parque Natural y Reserva Mundial de la Biosfera.




Visitantes conectados: 538