No a la visita del Premio Nobel de la Paz

Ecologistas en Acción repudia la visita visita del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Rota, Madrid y Sevilla

El Gobierno de Obama inició su retirada de Irak en 2011. Dejó tras de sí probablemente cerca de un millón de muertos/as y no asumió ninguna responsabilidad por la guerra y la ocupación. Sin embargo, esta retirada está lejos de completarse, pues en 2014 fue paralizada por la escalada bélica fruto de la desestabilización en la que Irak ha quedado sumida. A pesar de que el ejército de EE UU se ha marchado en gran parte de Irak, algunas de las compañías petroleras privadas más importantes (como ExxonMobil, BP o Shell) no lo han hecho. Esto es un éxito para el Gobierno estadounidense, ya que antes de la invasión todas las compañías de EE UU y de Reino Unido estaban excluidas del mercado de petróleo iraquí.

También se ha iniciado la retirada de Afganistán. Detrás quedará, si llega a completarse, un país sumido en el caos, en el que las compañías estadounidenses también han sido las principales beneficiarias de los contratos de explotación de materias primas y de obras de reconstrucción. Además, EE UU dejará bases miliares permanentes en el país.

Estos dos repliegues parciales se han producido en paralelo al incremento de las operaciones especiales por todo el planeta. En los últimos días de la presidencia de George W. Bush, las Fuerzas de Operaciones Especiales se desplegaron en 60 países; en 2010, ese número había aumentado a 75; y en 2015, a 135 países, el 70% de los Estados del mundo. Entre estas intervenciones destacan las de Libia y Siria.

La Administración Obama ha compaginado el plano militar con el económico, y ha aplicado fuertes bloqueos a distintos países. Estos embargos los ha sufrido mayoritariamente la población civil. Los casos de Irán (levantado después de un proceso negociador), Corea del Norte o Cuba (que no se ha roto a pesar del restablecimiento de las relaciones entre ambos países) son claros ejemplos.

En lo que concierne a los derechos humanos, después de dos legislaturas Guantánamo sigue abierto. Ecologistas en Acción recuerda que el penal es fruto de un paso que EE UU nunca había dado en sus largos años de guerras en el mundo. Primero trasladó irregularmente a 799 personas desde distintas partes del planeta hasta una base naval propia. Después, decretó que no eran prisioneros de guerra, y que por lo tanto no se podían acoger a los derechos que les reconoce la Convención número 3 de Ginebra, sino que eran "combatientes enemigos". A partir de ese momento, pasaron a estar fuera de la jurisdicción vigente en EE UU y siguen estando en un limbo legal.

Obama no solo no ha cerrado Guantánamo, sino que ha llegado más lejos que su predecesor autorizando ejecuciones sin juicio, incluso de ciudadanos/as estadounidenses. Para ello, ha hecho un uso intensivo de aviones no tripulados (drones) y comandos. Mientras Bush lanzó 51 ataques con drones, Obama ha ordenado alrededor de 390 hasta principios de 2014, especialmente en Pakistán, Yemen y Somalia. Estos ataques han matado a más de 2.400 personas.

Por todo ello, Ecologistas en Acción pide la retirada del Premio Nobel de la Paz a Barack Obama y repudia su visita a Rota, Madrid y Sevilla. Para hacerlo público, se suma a las manifestaciones convocadas por la campaña #NoalTTIP.

  • Sevilla: jueves 7, acto de protesta en las Setas a las 20:30 h.
  • Córdoba: sábado 9 de julio, concentración en la Plaza de las Tendillas a las 20:30 h.
  • Sevilla: domingo 10, manifestación desde el Puente de Triana a las 11:30 h.
  • Rota: domingo 10, concentración en la puerta de la base militar a las 12:00 h.
  • Madrid: domingo 10, concentración frente a la Embajada de Estados Unidos a las 12:30 h.



Visitantes conectados: 585