Rechazo enérgico a las propuestas de regulación del río Oja

Ecologistas en Acción de La Rioja ante el "Estudio de Alternativas de Regulación en la cabecera del Río Oja", sometido a Información Pública, manifiesta su más enérgico rechazo a la solución adoptada por los redactores del estudio, la construcción de un embalse de regulación en el valle de Urdanta (Ezcaray, La Rioja), así como a las otras dos alternativas planteadas: embalse en Cilbarrena, con aportación mediante un canal de agua desde el valle de Urdanta, y embalse en Posadas.

Los redactores del estudio justifican la construcción de un embalse de regulación en la cabecera del Oja, a pesar de sus fuertes afecciones ambientales, por la carencia de una regulación efectiva en la cabecera de la cuenca del Oja y para garantizar el suministro de agua de boca a los municipios del subsistema Oja-Tirón.

Cabe recordar que hace varias décadas se rechazó en el Consejo del Agua el proyecto de construcción de la Presa de Posadas, justificada entonces para el suministro de agua de boca a los municipios de las cuencas del Oja y del Tirón y la consolidación de regadíos, por su fuerte impacto ambiental en un entorno de altos valores ambientales. Unos cuantos años más tarde, concretamente en julio de 2005, fue suscrito un convenio de colaboración entre la Comunidad Autónoma de La Rioja y la Sociedad Estatal "Aguas de la Cuenca del Ebro, S. A." para la ejecución de la actuación "Proyecto de abastecimiento de agua a diversos municipios de la Comunidad Autónoma de La Rioja (Sistema Oja-Tirón)". Consistía en la utilización de dos pozos existentes y la perforación de un tercero, para la captación de agua, bombeada e impulsada hacia una estación de tratamiento de agua potable y un depósito de regulación, todo ello en el municipio de Ezcaray, y una extensa red ramificada formada por una conducción principal, Ezcaray - Haro, de la que partían los distintos ramales para abastecer a la totalidad de los municipios del sistema. Dicha actuación fue presupuestada en 25,7 millones de euros y en noviembre de 2005 su informe de viabilidad (económica, técnica, social y ambiental) a los efectos previstos en el artículo 46.5 de la Ley de Aguas fue firmado por el Consejero delegado de Aguas de la Cuenca del Ebro, S. A. y aprobado por el Secretario General para el Territorio y la Biodiversidad (Ministerio de Medio Ambiente). A finales de 2012, ejecutado el proyecto, a falta del tercer pozo a perforar y con el segundo al parecer con deficiencias, comenzaron los bombeos en el primer pozo (San Torcuato), afectando al cauce del Oja y sin poder alcanzar los caudales previstos.

En lugar de exigir las responsabilidades civiles correspondientes ,ejecutar las actuaciones pendientes y proseguir con ensayos de bombeo para subsanar las deficiencias de tan costosa actuación, haciéndola operativa, el Gobierno de La Rioja encargó el estudio que se somete ahora a Información Pública para justificar una decisión ya tomada: la construcción de una presa en el Valle de Urdanta, partiendo de unas necesidades de agua de boca sobrevaloradas y planteando como únicas alternativas a la presa de Urdanta otras presas en la cabecera del Oja.

Ecologistas en Acción de La Rioja, junto a las importantes afecciones ambientales que causaría una presa en la cabecera del Oja, la considera injustificada porque hay otras alternativas viables, tanto desde el punto de vista económico, como social y ambiental:

  • La primera es reducir el consumo de agua de boca en los municipios con problemas de abastecimiento, separando dos redes, una de agua de boca para la población, y otra de agua para usos industriales, limpieza viaria, riego de parques y jardines, etc., como ya hace en algunos sectores el municipio de Logroño, captada del acuífero aluvial del Oja con altos contenidos en nitratos.
  • La segunda es utilizar para el suministro de agua de boca de los municipios del sistema las aguas subterráneas del acuífero calizo Pradoluengo - Anguiano en periodos de estiaje, y las aguas del aluvial del Oja captadas encima de Ezcaray en periodos de circulación abundante, tal como contemplaba el proyecto de abastecimiento citado, corrigiendo sus deficiencias.
  • La tercera, suponiendo que con la anterior no se cubriesen las necesidades, sería la construcción de un pequeño azud, bien en el Oja, aguas arriba de Ezcaray, o el río Urdanta, y una conducción hasta un depósito - pequeño embalse a construir en el tramo medio del valle del Oja, para llenarlo en invierno - primavera y utilizarlo en los meses de estiaje, con una segunda ETAP conectada a la red de distribución.



Visitantes conectados: 728