La Mata del Moral: matadero de gatos monteses y aves rapaces

Numerosa fauna protegida por la ley es abatida por disparos ilegales en cotos y granjas cinegéticas sometidas a aprovechamiento intensivo. Así sucede con las aves rapaces que algunos cazadores consideran reducen el volumen de presas disponibles y con los gatos monteses.

Ecologistas en Acción de León ha tenido conocimiento de que en la granja cinegética “La Mata del Moral”, -un extenso coto de caza de casi 1000 hectáreas, con una importante masa forestal de encinas y robles centenarios entre los municipios de Mansilla de las Mulas y Valdepolo-, se está llevando a cabo, por parte de gestores y guardas de caza de la finca, la eliminación sistemática de diversa fauna silvestre. Se dispara contra especies protegidas, incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Español de Especies Amenazadas como aves rapaces (cernícalos, halcón peregrino y ratonero,…) y gatos monteses, una especie estrictamente protegida, cuyas poblaciones se encuentran en retroceso, entre otras causas, debido a la persecución que sufren en cotos de caza como “La Mata del Moral”.

También es frecuente la eliminación de cormoranes y la persecución de zorros, incluso hembras con sus crías, que han llegado a ser quemadas vivas.

Por otro lado, consta la existencia de brotes de sarna en corzos, que no son declarados. Los cadáveres de estos animales se queman y se abandonan en las cercanías del embalse que hay en la finca.

Estos hechos tan graves vulneran la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y la Ley 4/2015 de Caza de Castilla y León y pueden ser constitutivos de delito ambiental a tenor de lo dispuesto en la última redacción del Código Penal.

Asimismo, de acuerdo con el Artículo 54 de la Ley de Caza de Castilla y León, los titulares de las granjas cinegéticas deberán llevar a cabo un programa de control zootécnico-sanitario y comunicar de forma inmediata a las autoridades ambientales todo síntoma de enfermedad detectado, de manera que las Consejerías implicadas, de Medio Ambiente y Agricultura y Ganadería adopten conjuntamente las medidas necesarias.

Sin embargo, la dejación de las administraciones competentes y su política de brazos caídos a la hora de ejercer el preceptivo control de la gestión de cotos y granjas cinegéticas, es habitual.

A la vista de la gravedad de los hechos, siendo pública la acción para denunciar las infracciones de la Ley de Caza, Ecologistas en Acción espera que las denuncias presentadas en los Servicios Territoriales de Medio Ambiente y Agricultura y Ganadería de la Junta sean tomadas en consideración y se proceda a realizar la necesaria y urgente investigación e inspección de “La Mata del Moral” incoándose el procedimiento sancionador correspondiente.




Visitantes conectados: 571