Los agrocombustibles son la guinda del pastel de una política de transporte insostenible

Globiom: la base para la política europea de biocarburantes a partir de 2020

Tras varios meses bloqueado, la Unión Europea hizo público en marzo el informe Globiom, cuyas conclusiones confirman las elevadas emisiones por cambios de uso de la tierra (CIUT) asociada a los agrocombustibles. El posterior análisis realizado por la federación europea Transport and Environment, de la que forma parte Ecologistas en Acción, responsable de la versión en castellano publicada, completa la evaluación al incorporar las emisiones directas debidas al manejo de los cultivos y las cadenas de transporte. El resultado indica que la mayor parte de los agrocombustibles utilizados presentan mayores emisiones que los combustibles fósiles

Lejos de reducir nuestras emisiones de efecto invernadero, más de las tres cuartas partes de los agrocombustibles consumidos en la Unión Europea presentan emisiones iguales o mayores que las de los combustibles fósiles a los que sustituyen. Especialmente relevante es el agrodiésel a partir de aceites de palma y de soja, cuyo cultivo está asociado a la deforestación y al drenaje de turberas, que provocan entre dos y tres veces más cambio climático que el diésel fósil.

Incluso después de la reforma de la Directiva Europea de Renovables, que reduce el porcentaje de agrocombustibles fabricados a partir de cultivos, se prevé que las emisiones del transporte europeo aumenten en 2020 un 4%, debido exclusivamente al impacto de los agrocombustibles. Así, la actual política europea, que no contabiliza las emisiones CIUT generadas por estos combustibles, ocultará las emisiones equivalentes a 12 millones de vehículos adicionales en nuestras carreteras.

El mercado español de agrocombustibles

A la luz de estos resultados, Ecologistas en Acción ha realizado un estudio sobre la situación actual del mercado de agrocombustibles español. Las conclusiones muestran como este mercado continúa creciendo moderadamente alcanzando casi 1,5 millones de m³ anuales en 2015. El agrodiesel acapara el 75% de las ventas. En su mayor parte está fabricado a partir de aceite de palma procedente de Indonesia y Malasia. La utilización de materias primas de origen español sigue siendo marginal (9%), a pesar de un incremento en el uso de aceites de cocina y grasas animales que supone solo un 11% del total del agrodiesel.

Si se contabilizan las emisiones debidas a los CIUT de los agrocombustibles utilizados en España, no se obtiene ningún ahorro de emisiones de gases de efecto invernadero respecto a los combustibles fósiles. En concreto, el mercado español de agrocombustibles generó el doble de emisiones que los combustibles fósiles a los que sustituyen.

"Existen múltiples carencias en la definición, aplicación y control de la sostenibilidad de estos carburantes”, afirma Abel Esteban, coordinador de la campaña de bionergía de Ecologistas en Acción. Esteban añade que “salvo contadas excepciones, los agrocombustibles vienen a agravar los impactos negativos económicos, sociales y ambientales del sistema de transporte europeo y español”.

Ante las previsiones de duplicar el consumo de agrocombustibles en el año 2020 para cumplir con los objetivos de energías renovables, es necesario que las administraciones comunitaria y estatal prioricen urgentemente políticas y tecnologías alternativas, como objetivos de ahorro y eficiencia más ambiciosos o la electrificación renovable del transporte.

En el Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles, 21 de septiembre, varios colectivos visibilizarán en varios municipios del Estado español los conflictos que existen hoy en torno a los monocultivos de palma, que son importados por países como España, o los proyectos de grandes incineradoras de biomasa, que requieren enormes cantidades de recursos forestales para su funcionamiento y que incrementan el territorio dedicado al monocultivo de árboles como el eucalipto.


agosto de 2017 :

julio de 2017 | septiembre de 2017



Visitantes conectados: 324