Se inicia la campaña de financiación colectiva Salvemos el Edificio España

Ecologistas en Acción pone en marcha una campaña de financiación colectiva para costear los gastos del procedimiento judicialcontra la modificación puntual del plan general de Madrid que reduce el nivel de protección del Edificio España y permite su demolición. En tanto siga vigente esta modificación puntual, cualquiera de los propietarios por los que vaya pasando el edificio podría demolerlo

En marzo de 2015, Ecologistas en Acción decidió acudir a los tribunales para tratar de impedir la demolición del Edificio España, inmueble que ya forma parte de la iconografía histórica de la ciudad de Madrid. Para hacer frente a los costes del procedimiento judicial, que ascienden a 6.655 euros, la organización lanza desde el 26 de septiembre hasta el 26 de diciembre de 2016 una campaña de microdonaciones. Esta campaña parte con un fondo de 2.232 euros procedente del sobrante de la recaudación #PelotazoMahouCalderón. Por tanto, la cantidad a reunir por donaciones es de 4.423 euros.

En enero de 2015, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó definitivamente la modificación puntual del plan general de ordenación urbana de Madrid que rebajó el nivel de protección del Edificio España. Pasó de nivel 2, grado estructural a nivel 3, grado parcial. Esto supone que puede demolerse el inmueble completo, salvo aquellos elementos considerados de mayor interés por la Comisión Local de Patrimonio Histórico del municipio de Madrid (dependiente de la Comunidad de Madrid). Estos elementos son la fachada principal, que da a la Plaza de España, y parte de los laterales, que dan a las calles de los Reyes y de San Leonardo.

Esta reducción del nivel de protección, desdeña elementos arquitectónicos de igual valor a los protegidos, como la fachada trasera, la galería comercial de la planta baja o la estructura de hormigón. Esta estructura es de gran interés, por tratarse de uno de los escasísimos rascacielos construidos con hormigón armado en todo el mundo.

Ecologistas en Acción considera que la modificación puntual, promovida por el Ayuntamiento de Madrid (dirigido entonces por Ana Botella) y el propietario del inmueble (en ese momento, el fondo de inversión Santander Banif Inmobiliario), fue un ejemplo de arbitrariedad y desprecio al patrimonio urbano. Una forma de reducir el concepto de ciudad a mero decorado para disfrute turístico.

En 2014, cuando el Ayuntamiento aprobó inicialmente la modificación puntual, Santander Banif Inmobiliario vendió el edificio al grupo asiático Wanda. El nuevo propietario pretendió demoler el edificio en su totalidad, incluyendo los elementos que se habían salvaguardado. La nueva corporación municipal se opuso a esta solicitud. Recientemente, diferentes medios de comunicación han publicado que Wanda está negociando la venta del inmueble al holding murciano Baraka.

Las mismas fuentes recogen que Baraka pretende rehabilitar el edificio sin demolerlo, por el momento, aunque su intención es volverlo a vender. Independientemente de los planes del holding murciano, en tanto siga vigente la modificación puntual, el edificio podría ser derribado. Por ello, Ecologistas en Acción mantiene el recurso y seguirá adelante para conseguir la recuperación del nivel de protección estructural que tenía el Edificio España.