Realizada la jornada sobre la contaminación por ozono

Conclusiones de la Jornada "Contaminación por ozono" en Almería, en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias de la Salud.

Administración, expertos y ecologistas coinciden en la necesidad de más investigación y medidas sobre el transporte y la industria para reducir los efectos del ozono en la salud y en la vegetación.

Como cierre de la Campaña de sensibilización e información sobre el ozono troposférico que Ecologistas en Acción ha llevado a cabo en Murcia y Almería, ayer jueves 20 de Octubre, tuvo lugar en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Almería la “Jornada informativa sobre ozono en la provincia de Almería”. En esta Jornada han participado como ponentes un médico y representante del Ayuntamiento de Almería, una investigadora sobre los efectos del ozono en la vegetación y la coordinadora de la Campaña en el sureste.

En la apertura del encuentro, la responsable de la campaña de Ecologistas en Acción, Minerva Aragón, introdujo la situación actual respecto a este contaminante en la provincia de Almería, exponiendo las particularidades del ozono troposférico, las fuentes de sus precursores, las referencias legales y de la Organización Mundial de la Salud y la obligación de informar a la población y de tomar medidas urgentes ante el continuo incumplimiento de la legislación europea en materia de calidad del aire que se produce en la provincia de Almería. Sobre todo medidas referentes al impulso desde la administración de las energías renovables y transporte sostenible frente al alargamiento de la vida de industrias obsoletas y altamente contaminantes como la central térmica de carbón de Carboneras.

A continuación, el médico Nicasio Marín, Concejal del Ayuntamiento de Almería y responsable del Área de Sostenibilidad, Gobierno Abierto y Ciudad Saludable, expuso los efectos del ozono en la salud. Explicó cómo la capacidad oxidativa del ozono afecta sobre todo a vías respiratorias incidiendo sobre todo en asmáticos, niños y personas con problemas respiratorios. Comentó como cada verano, debido al smog fotoquímico, en el centro sanitario donde trabaja siempre se produce un mayor número de ingresos hospitalarios haciéndose insuficiente el número de camas disponibles. Declaró que ”la contaminación atmosférica mata” y no hay que ocultarlo. Las muertes ocasionadas por la mala calidad del aire ocupan ya el cuarto lugar, por encima de los accidentes de tráfico. Abogó también por solicitar a la empresa ENEL que se comprometa a poner fin a la quema de carbón, ya que es una práctica que se considera ya primitiva.

Por último, Rocío Alonso, Investigadora Titular del Grupo de Ecotoxicología de la Contaminación Atmosférica del Departamento de Medio Ambiente del CIEMAT, expuso cómo la presencia de ozono produce la muerte celular en las plantas, lo que se traduce en una disminución de su crecimiento. En el caso de los cultivos agrícolas se pueden producir debido a este contaminante pérdidas de hasta un 39% de la producción, una disminución en la calidad del producto y una mayor predisposición a plagas y enfermedades. En la vegetación natural los efectos son la disminución del la producción de flores y semilla y el envejecimiento. Expuso que el ozono es más abundante en zonas de montaña donde su concentración no se está midiendo siendo esto preocupante ya que la mayoría de nuestros espacios protegidos están en zonas montañosas.

La Jornada se cerró con una rueda de preguntas en la que los asistentes pudieron consultar a los ponentes sus dudas e inquietudes.

++++

Presentación y programa

En los últimos años, la práctica totalidad de la población española y europea viene respirando aire contaminado, que incumple los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta situación ha sido puesta de manifiesto por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y, en el Estado español, por los informes sobre la Calidad del Aire que desde hace una década viene publicando anualmente Ecologistas en Acción.

En el Sureste de España, el contaminante que actualmente presenta una mayor extensión y afección a la población es el ozono troposférico, cuyos niveles están aumentando en los últimos años, en parte por la tendencia al incremento en verano de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor), resultado del cambio climático.

En los últimos años, en buena parte de la provincia de Almería se han rebasado los objetivos legales para la protección de la salud y para la protección de la vegetación, especialmente hacia el interior. Si atendemos a las recomendaciones de la OMS, la mala calidad del aire es generalizada en todo el Sureste español, incluyendo las comarcas litorales.

Se trata de un problema específico de la Europa mediterránea, dado que el ozono “malo” se forma en verano en la superficie terrestre, por efecto combinado de la radiación solar y las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y compuestos orgánicos volátiles (COV) a partir de la combustión de carbón, petróleo o gas en centrales eléctricas, vehículos a motor y calderas urbanas e industriales. Otra característica particular de la química del ozono es que éste se acumula a una cierta distancia de las fuentes de sus precursores, por lo que afecta mucho más a las zonas rurales y periurbanas que a las ciudades.

Durante el día, la brisa de mar arrastra hacia el interior las emisiones de NOx y COV del denso tráfico del área urbana de Almería y de algunas instalaciones portuarias e industriales (central térmica y cementera de Carboneras), acti­vándose la formación de ozono a lo largo de la tarde. Por la noche, la brisa de tierra devuelve el aire contaminado al mar, que a la mañana siguiente vuelve a entrar por el litoral arrastrando más contaminantes y acumulando cada vez más ozono, en ciclos que pueden durar varios días.

Las últimas estimaciones de la AEMA y la OMS sobre la repercusión sanitaria de la contaminación por ozono son muy preocupantes. Elevan en el año 2012 hasta 17.000 las muertes prematuras en Europa, 1.800 de ellas en España. El ozono provoca también importantes problemas a la vegetación o bien disminuye el rendimiento de los cultivos, siendo según la AEMA Italia y España los dos países europeos con mayores daños sobre la agricultura.

A pesar de lo expuesto, la Junta de Andalucía viene incumpliendo sistemáti­camente sus obligaciones legales en materia de información, control y pre­vención de la contaminación por ozono, renunciando a reducir las emisiones del transporte y la central térmica en el marco de unos Planes de Mejora de la calidad del aire en Almería nunca se han llegado a elaborar.

En este contexto, Ecologistas en Acción está desarrollando durante el verano de 2016 una campaña de sensibilización sobre los elevados niveles de ozono, para que se adopten políticas decididas de reducción de los precursores, en el transporte y la industria. La finalidad de la Jornada es, pues, informar a la po­blación del problema, reclamando soluciones a las Administraciones.