Exigen en Lisboa el cierre nuclear español

  • El Movimiento Ibérico Antinuclear al que pertenece Ecologistas en Acción congregó el pasado fin de semana en Lisboa a cientos activistas de toda la península ibérica
  • A través de distintas charlas se mostró la urgencia de iniciar el proceso de cierre nuclear ya que en los próximos años muchas de las centrales cumplirán los 40 años de vida para los que fueron diseñadas.
  • La jornada terminó con una concentración ante el consulado de España señalando la actitud pronuclear del actual gobierno.

El pasado fin de semana ha tenido lugar en Lisboa el Primer Encuentro Antinuclear Internacional organizado por el MIA. Durante esta jornada intervinieron Helena Roseta, presidenta de la Asamblea municipal de Lisboa, Francisco Castejón, físico nuclear, responsable de Energía Nuclear de Ecologistas en Acción y coordinador del MIA, Henri Baguenier, ex profesor de Economía y Política de la Energía en la Universidad de París, Paca Blanco, activista antinuclear de Ecologistas en Acción y Pedro Soares, presidente de la comisión de medio ambiente de la Asamblea de la República.

A lo largo de la mañana los diversos ponentes, expusieron cuestiones referentes a la no nuclearización de Portugal, la ausencia de comunicación a Portugal sobre el impacto ambiental transfronterizo de Almaraz, la escasa cultura de seguridad de la Central Nuclear de Almaraz, la nula independencia del Consejo de Seguridad Nuclear, sobre todo si se compara con el organismo homólogo en Francia, la vinculación entre la energía nuclear y la industria armamentística, las prácticas caciquiles de los diversos ayuntamientos de las comarcas afectadas por Almaraz y la importancia de las reuniones del MIA con la comisión de medio ambiente de la Asamblea de la República Portuguesa.

Finalmente intervinieron representantes de distintas organizaciones españolas y portuguesas implicadas en la lucha antinuclear a ambos lados de la frontera. Con una participación numerosas de asistentes, tanto de España como Portugal, que se desplazaron a la capital lusa. Una actividad que fue posible gracias al empeño de un movimiento que suma los esfuerzos de todas con un objetivo claro, el fin de la energía nuclear, una atrocidad que no debería haber comenzado, en palabras de varios de los ponentes.

Después cientos de personas se concentraron frente al consulado español en Lisboa para manifestar la necesidad del cierre nuclear. Una concentración a la que asistieron importantes medios lusos. A continuación os dejamos algunas fotos de la jornada.

++++

Exigirán en Lisboa el cierre nuclear español

2 de febrero de 2017

  • El 4 de febrero representantes de la sociedad civil española y portuguesa se darán cita en Lisboa para exigir un calendario de cierre definitivo de la energía nuclear en España.
  • La aprobación del ATI (almacén temporal individualizado) de Almaraz, el informe pendiente sobre Garoña o la reciente sentencia sobre el ATC apuntan hacia la prolongación de la vida de las centrales nucleares sin tener en cuenta los riesgos que suponen para España y Portugal.

El 4 de febrero tendrá lugar en Lisboa la Conferencia Internacional Antinuclear, en la que se darán cita cientos de activistas del Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA), del que forma parte Ecologistas en Acción, para exigir un calendario de cierre de las nucleares en España. Un encuentro para responder a las últimas noticias que muestran una clara voluntad política por parte del Gobierno español de prolongar la vida de las nucleares más allá de los 40 años para los que fueron diseñadas.

La aprobación de un ATI en Almaraz, que Portugal ha denunciado en Bruselas, muestra cómo la radiactividad no entiende de fronteras y pone en peligro a todas las poblaciones a lo largo del río Tajo. El cierre nuclear es, por tanto, una demanda compartida por la ciudadanía de ambos países, que ha sido desoída por el Gobierno español, ignorando los efectos transfronterizos de la radiactividad.

El informe pendiente del Centro de Seguridad Nuclear (CSN) a la reapertura de Garoña, el inicio de la construcción del ATI de Cofrentes o la reciente sentencia sobre el ATC (almacén temporal centralizado) muestran cómo se intenta dar por la vía de los hechos la legitimidad a la industria nuclear para seguir prolongando indefinidamente su peligrosa actividad, hurtando el debate social sobre la conveniencia de una energía enormemente peligrosa y que supone un freno a la transición hacia un sistema 100 % renovable.

Ante esta situación, el MIA quiere visibilizar la voluntad de una gran mayoría ciudadana que pide un calendario de cierre nuclear definitivo, convocando a todas las personas y colectivos del activismo antinuclear de España y Portugal a un encuentro en Lisboa para mostrar un frente común en toda la península.

El encuentro culminará con una concentración que se realizará a las 19:30 horas frente al Consulado de España en la capital lusa. En el marco de esta convocatoria, el mismo día a las 12:30 horas, tendrá lugar en Bilbao una cadena humana en demanda del cierre definitivo y desmantelamiento de la central nuclear de Garoña.