Preocupación ante la oleada de descatalogaciones de terrenos forestales

Ecologistas en Acción de la Rioja quiere mostrar públicamente su preocupación ante la oleada de descatalogaciones de terrenos forestales que está autorizando la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja, supuestamente para conceder nuevos derechos de plantación de viñedo.

Como consecuencia de la orden para el reparto de derechos de plantación, dictada por la propia Consejería de Íñigo Nagore, se están cursando multitud de solicitudes de cambio de uso de terrenos que hasta el momento eran de carácter forestal para que pasen a ser considerados como agrícolas, y poder de esta manera optar a unos derechos que en el mejor de los casos, finalmente solo corresponderán a una ínfima parte de los terrenos desclasificados lo que no deja de ser absurdo y muy perjudicial para el medio ambiente.

En estas descatalogaciones se están roturando terrenos con matorral mediterráneo e incluso zonas con bosque natural de regeneración completamente consolidado, con el beneplácito de la propia consejería. Roturaciones masivas desconocidas desde hace décadas (que ya pensábamos habían pasado a la historia negra) y que el Gobierno de La Rioja está consintiendo y fomentando.

Especialmente preocupantes son los cambios de uso en el Valle del Iregua , en municipios como Clavijo, donde un mismo propietario ha desmontado cerca de 20 hectáreas de matorral mediterráneo consolidado en laderas con pendiente, y para este año ha vuelto a solicitar más del doble.

Mucho peores desde el punto de vista ambiental son las autorizaciones de cambio de uso en parcelas con vegetación salitrosa y arbustiva en zonas de la Rioja Baja, donde se está autorizando roturaciones en el escaso hábitat de especies protegidas como el Sisón, la Ganga, la Ortega, el Alcaraván o la Curruca tomillera, en lo que puede ser la puntilla contra muchas de estas escasas especies.

Desde Ecologistas en Acción solicitamos al Gobierno de la Rioja la inmediata paralización de la orden de reparto de nuevos viñedos, y su nueva reformulación, ya que la actual es irresponsable, peligrosa para el medio Ambiente e injusta para los agricultores de la Rioja.

Es imprescindible redactar un nuevo protocolo que no exija a los solicitantes tener que acreditar ante la Administración que disponen de terrenos que en ningún caso se les van a autorizar. No tiene ningún sentido que para que te autoricen una hectárea tengas que justificar que dispones de 20 aptas. Es una auténtica locura.

El Gobierno de La Rioja debería replantearse la nefasta política de monocultivo que está fomentando en nuestra Comunidad, en la que paso a paso nos dirigimos a un escenario de exclusividad de la viña como cultivo, que puede ser fatal para el medio ambiente y para la economía de nuestra Comunidad Autónoma.




Visitantes conectados: 361