Incendio en Paterna: Exigen que se extremen las medidas de precaución

Ante el incendio de un almacén de productos químicos que se ha producido hoy en las cercanías de Valencia, Ecologistas en Acción exige que se pongan en marcha todos los medios disponibles para proteger la salud de la población. La experiencia con otras tragedias similares recientes (Seseña, Chiloeches) hace dudar de la supuesta inocuidad de los humos que se está difundiendo.

Los primeros mensajes que se están difundiendo, en el sentido de que el humo no es tóxico porque "se ha quemado acetona que no produce nube tóxica", tienen poca credibilidad si atendemos a la naturaleza de los materiales que podrían estar almacenados en la factoría de Indukern en Paterna. Esos mismos mensajes se escucharon referidos al incendio del vertedero de neumáticos en Seseña (Toledo) o a la planta de residuos industriales en Chiloeches (Guadalajara). Luego se constató la irresponsabilidad de esas afirmaciones.

El polígono industrial Fuente del Jarro de Paterna es una de las mayores concentraciones industriales de toda Europa. Con una superficie de 250 hectáreas acoge a 500 empresas. La instalación incendiada, curiosamente, no aparece entre las aproximadamente 30 instalaciones en la Comunidad Valenciana afectadas por el Real Decreto 1254/1990 de industrias con riesgos de accidentes graves (transposición de la Directiva Seveso), por lo que no contaba con un Plan de Emergencia Exterior.

Tampoco figura esta instalación de Indukern en Paterna en el Registro de Instalaciones con Autorización Ambiental Integrada ni con Licencia Ambiental según la Ley 16/2002 de Prevención y Control Integrados de la Contaminación y la Ley 6/2014 valenciana de prevención y control integrado de la contaminación y calidad ambiental.

Y todo ello a pesar de que la planta incendiada contaba con varios depósitos de sustancias inflamables y, por tanto, peligrosas, sin distancia de seguridad respecto a las empresas limítrofes. Han sido desalojadas más de 3.000 personas de 150 empresas próximas en el polígono.

Indukern trataba cloro gaseoso, razón por la que en el incendio hay un claro riesgo de producción de sustancias peligrosas como hidrocarburos halogenados, dioxinas y furanos, etc., que se podrían haber liberado al medio ambiente. Las afirmaciones de que la nube de humo no es tóxica son irresponsables y temerarias.

Por todos estos motivos, Ecologistas en Acción insiste en la importancia de extremar las medidas de protección en la zona para evitar la exposición de la población a sustancias tóxicas que, con toda seguridad, se están emitiendo como consecuencia del incendio.




Visitantes conectados: 568