Entidades de la cuenca del Ebro apoyan un plan de gestión integral de sedimentos para toda la cuenca

Cerca de treinta entidades [1] que trabajan por toda la cuenca del Ebro celebran la reciente aprobación de una Proposición No de Ley en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados entre cuyos objetivos está la aprobación de un Plan de Gestión Integral de los Sedimentos para la cuenca del Ebro.

Las entidades firmantes, que también apoyan la propuesta de dicho Plan presentada a los diferentes grupos políticos del Parlamento de Cataluña por la Campanya pels Sediments, solicitan a todos los grupos políticos del resto de comunidades autónomas de la cuenca del Ebro que sigan el mismo camino y trabajen, junto a la Confederación Hidrográfica, por un plan de gestión de sedimentos modélico.

Las 29 entidades representantes de la sociedad civil, abajo firmantes, muestran su apoyo rotundo a cualquier iniciativa cuyo objetivo sea la gestión adecuada y sostenible de los ecosistemas acuáticos de la demarcación del Ebro basada en una visión de unidad de cuenca, y entienden que la vía abierta por la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados para redactar y aprobar, antes de que acabe el año 2017, un adecuado Plan de Gestión Integral de los Sedimentos de la cuenca del Ebro, es un motivo de celebración. Asimismo, secundan la propuesta de dicho Plan presentada por la Campanya pels Sediments ante los grupos políticos del Parlamento de Cataluña, y solicitan a todos los grupos políticos del resto de comunidades autónomas de la cuenca del Ebro que se sumen a la iniciativa y marquen el camino a la Confederación Hidrográfica del Ebro para redactar y aprobar un plan de gestión de sedimentos innovador que sirva de ejemplo al resto de demarcaciones hidrográficas del estado español.

Las organizaciones firmantes aseguran que esta iniciativa refleja el amplio consenso político, social y científico existente en la actualidad respecto a la inadecuada gestión de los sedimentos a escala de cuenca. Una situación que, según las propias organizaciones, está poniendo en peligro el patrimonio medioambiental que atesora la cuenca del Ebro. Y consideran que plantear soluciones integrales planificadas bajo la unidad de cuenca es el único camino para plantear mejoras a largo plazo dirigidas a estabilizar el régimen sedimentario de toda la cuenca del Ebro.

En este sentido, indican que el futuro plan de gestión de sedimentos debe ir de la mano con el proceso de planificación hidrológica, ya que la adecuada gestión del balance sedimentario es un elemento fundamental para permitir la consecución de los objetivos de la Directiva Marco del Agua en base a la calidad hidromorfológica de las masas de agua. En este sentido las organizaciones firmantes demandarán, tanto a la Confederación Hidrográfica del Ebro como a las comunidades autónomas, que el futuro Plan de Gestión Integral de Sedimentos de la Cuenca del Ebro tenga en cuenta todas las variables relacionadas con el balance sedimentario de la cuenca, entre ellas: el transporte de sedimentos, la sostenibilidad de los ecosistemas costeros, el régimen hidrodinámico fluvial de la liberación de caudales de los embalses con atención a los “caudales sólidos”, el efecto de las infraestructuras (embalses, escalas, azudes, etc.) en los desequilibrios de los procesos de erosión y colmatación de los cursos fluviales y los embalses, la protección de los bosques fluviales, y el control y restricción, si fuera necesario, de las actividades extractivas de cualquier índole, incluidas las limpiezas de ríos y extracción de áridos bajo supuestas obras de emergencia.

En este sentido, las organizaciones firmantes entienden que defender que los mecanismos de las presas se mantengan en buen estado y se usen regularmente (especialmente los sistemas de desagüe) significa defender la seguridad de toda el área de influencia de la Cuenca del Ebro y posibilitar que los sedimentos puedan movilizarse por todos los cauces y llegar al Delta del Ebro. En este sentido, gestionando los sedimentos adecuadamente se evitaría que los embalses se colmaten por los sedimentos (quedando obsoletos) y, por lo tanto, se evitaría que se proyecten nuevos embalses, inundando mas pueblos, tierras y ecosistemas, que agravarían el cambio climático.


septiembre de 2017 :

agosto de 2017 | octubre de 2017



Visitantes conectados: 480