Jornada Contaminación por ozono en Extremadura

Miércoles 21 de junio de 2017
Centro Cultural Caja Badajoz. Plaza Santo Domingo 1 Mérida.

Conclusiones

Administraciones, expertos y ecologistas coinciden en la necesidad de más estudios y de adoptar medidas sobre el transporte para reducir los efectos del ozono sobre la salud

Coincidiendo con el último episodio de contaminación atmosférica en Extremadura, el miércoles 21 de junio tuvo lugar en el Centro Cultural Caja Badajoz de Mérida la Jornada “Contaminación por Ozono en Extremadura”, con la participación de diversos expertos y responsables políticos del Ayuntamiento de Mérida y la Junta de Extremadura.

En la apertura del encuentro, el responsable de la campaña sobre ozono de Ecologistas en Acción, Miguel Ángel Ceballos, introdujo la situación actual respecto a este contaminante en España y Extremadura, exponiendo las particularidades del ozono troposférico, las fuentes de sus precursores, la zonificación del territorio, las referencias legales y de la Organización Mundial de la Salud y la obligación de informar a la población de forma clara y accesible.

Se destacó que cuando todavía falta todo el verano, máximo periodo de riesgo, cinco de las siete estaciones de medición de la contaminación en Extremadura (Cáceres, Mérida, Plasencia, Zafra y Monfrague) ya superan el límite legal establecido para este contaminante en el periodo 2015-2017, señalando la influencia que en el problema de Extremadura pueda tener el desplazamiento de contaminación desde las áreas metropolitanas de Lisboa y Madrid.

En representación de la Sociedad Española de Epidemiología, Elena Boldo informó sobre los efectos del ozono en la salud, en su doble papel benéfico en la estratosfera y tóxico en la troposfera, insistiendo en el estrés oxidativo y la inflamación como mecanismos biológicos que derivan en enfermedad. La contaminación del aire por ozono troposférico causa cada año 1.760 muertes prematuras en España, afectando especialmente a población infantil y mayor, a mujeres gestantes y a personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares crónicas.

A continuación, Rocío Alonso, de la Unidad de Contaminación Atmosférica del CIEMAT, destacó la importancia de los efectos del ozono sobre los cultivos y la vegetación natural en el ámbito mediterráneo, al interferir el metabolismo de las plantas, acelerar su envejecimiento y hacerlas más susceptibles a plagas y enfermedades, señalando la importancia de sustituir el enfoque actual de evaluación de los daños según la exposición a determinados niveles de ozono por el estudio de las dosis de ozono admisibles en cada especie y formación vegetal.

La Jornada se cerró con una mesa redonda sobre las posibles soluciones a la que asistieron Isabel de Vega, Jefa de Sección de Sostenibilidad Ambiental de la Junta de Extremadura Rafael España, Concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Mérida, y Miguel Ángel Ceballos, experto en contaminación atmosférica de Ecologistas en Acción.

Isabel de Vega anunció que la Junta de Extremadura está elaborando un Plan de Mejora de la Calidad del Aire para reducir los niveles de contaminación por ozono en Extremadura, con medidas sobre el transporte, la agricultura, la edificación, la industria y la gestión de residuos. Se trata de la primera comunidad autónoma en España que decide elaborar dicho Plan, obligatorio por normativa cuando se superan los límites legales. Asimismo, la Junta está elaborando un Protocolo de información en caso de superación del límite legal de ozono.

Rafael España apostó por la ciudad compacta, señalando la necesidad de adaptar el vigente Plan General de Ordenación Urbana para reducir las necesidades de desplazamiento. Presentó las acciones del Plan de Energía Sostenible y del Plan de Movilidad Urbana Sostenible del Ayuntamiento, con medidas de apoyo del transporte público, ampliación de la superficie peatonal, reducción del tráfico de vehículos privados y promoción del uso de la bicicleta, además de una mayor inversión en energías renovables como medida para paliar el problema.

Miguel Ángel Ceballos señaló la necesidad de que se mejore la información a la población, para que pueda protegerse de los efectos sobre la salud en los episodios de elevada contaminación, ánimo al Ayuntamiento de Mérida a elaborar un Plan de Acción en situaciones de alerta que restrinja el uso del automóvil en estos casos y pidió a la Junta de Extremadura que reconozca el problema, elaborando estudios que determinen las causas de los elevados niveles de ozono en la región y buscando la cooperación con las comunidades autónomas limítrofes, el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Portugal.

++++

Presentación jornada

En los últimos años, la práctica totalidad de la población española y europea viene respirando aire contaminado, que incumple los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta situación ha sido puesta de manifiesto por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y, en el Estado español, por los informes sobre la Calidad del Aire que desde hace una década viene publicando anualmente Ecologistas en Acción.

En el centro de la Península Ibérica, el contaminante que actualmente presenta una mayor extensión y afección a la población es el ozono troposférico, cuyos niveles están aumentando en los últimos años, en parte por la tendencia al incremento en verano de las temperaturas medias y de las situaciones meteorológicas extremas (olas de calor), resultado del cambio climático.

Durante el trienio 2014-2016, en las principales poblaciones de Extremadura (Cáceres, Mérida, Plasencia, Almendralejo, Don Benito y Villanueva de la Serena) se ha rebasado el objetivo legal para la protección de la salud. Si atendemos al objetivo legal para la protección de la vegetación, la mala calidad del aire por este contaminante es general en toda la Comunidad.

Se trata de un problema específico de la Europa mediterránea, dado que el ozono “malo” se forma en verano en la superficie terrestre, por efecto combinado de la radiación solar y las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y compuestos orgánicos volátiles (COV) a partir de la combustión de carbón, petróleo o gas en centrales eléctricas, vehículos a motor y calderas urbanas e industriales. Otra característica particular de la química del ozono es que éste se acumula a una cierta distancia de las fuentes de sus precursores, por lo que afecta mucho más a las zonas periurbanas y rurales que a las ciudades.

De esta manera, las emisiones de NOx y COV del tráfico de las ciudades y de algunas instalaciones industriales se trasladan hacia los territorios periurbanos y rurales limítrofes y, en las horas centrales del día, activan la formación de ozono troposférico, que a lo largo de la tarde es desplazado por los vientos dominantes a varias decenas de kilómetros.

Las últimas estimaciones de la AEMA y la OMS sobre la repercusión sanitaria de la contaminación por ozono son muy preocupantes. Elevan en el año 2013 hasta 17.000 las muertes prematuras en Europa, 1.800 de ellas en España. El ozono provoca también importantes problemas a la vegetación o bien disminuye el rendimiento de los cultivos, siendo según la AEMA Italia y España los dos países europeos con mayores daños sobre la agricultura.

A pesar de lo expuesto, la Junta de Extremadura está incumpliendo sus obligaciones legales en materia de información, control y prevención de la contaminación por ozono, renunciando a reducir las emisiones del transporte y la industria en el marco de unos Planes de Mejora de la calidad del aire obligatorios que nunca ha llegado a elaborar.

En este contexto, Ecologistas en Acción está desarrollando durante el verano de 2017 una campaña de sensibilización sobre los elevados niveles de ozono, para que se adopten políticas decididas de reducción de los precursores, en el transporte y la industria. La finalidad de la Jornada es, pues, informar a la población del problema, reclamando soluciones a las Administraciones.

++++

Programa

Programa Jornada Contaminación por ozono en Extremadura

Ecologistas en Acción agradece a tod@s l@s ponentes su colaboración desinteresada.

18:00. Calidad del aire y ozono troposférico en Extremadura
Miguel Ángel Ceballos, Ecologistas en Acción

18:30. Efectos del ozono troposférico sobre la salud
Elena Boldo, Instituto de Salud Carlos III, Sociedad Española de Epodemiología

19:00. Efectos del ozono troposférico sobre la vegetación y los ecosistemas
Rocío Alonso, Unidad de contaminación atmosférica, CIEMAT

19:30. Debate

20:00. Actuaciones frente al ozono troposférico, ¿qué podemos hacer?
- Isabel de Vega, Jefa de Sección de Sostenibilidad Ambiental de la Junta de Extremadura
- Rafael España, Concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Industria y Comercio del Ayuntamiento de Mérida
- Miguel Ángel Ceballos, Ecologistas en Acción

Inscripción

Puedes inscribirte enviando tu nombre y, en su caso, la organización a la que perteneces, a airelimpio@ecologistasenaccion.org. La asistencia es libre, pero agradecemos la inscripción previa, para organizarnos mejor.

Más información: www.ecologistasenaccion.org/ozono

Colabora