Juzgado por dejar circular libres las aguas del Barranco de La Mina

La Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción se suma al apoyo al presidente del colectivo federado Turcón-Ecologistas en Acción, denunciado por dejar circular libres las aguas del Barranco de La Mina para salvar el espacio protegido.

La heredad de aguas Dragonal, Bucio y Briviesca pretende que los juzgados sancionen a este colectivo por las acciones directas realizadas en el cauce del barranco para aliviar la sequía que sufre el hábitat natural por la canalización de la totalidad de las aguas de dicho espacio protegido.

El presidente Honorio Galindo Rocha, del colectivo Turcón-Ecologistas en Acción debe personarse el jueves en sede judicial para responder de un delito leve de daños en el cauce del Barranco de la Mina, termino municipal de San Mateo.

Desde la Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción consideramos que la acción del compañero ecologista no es constitutiva de delito ni ha causado ningún daño, todo lo contrario, pretende atenuar el perjuicio irreparable al bosque natural que está produciendo el cierre del paso de las aguas por el fondo y cauce de su barranco, debida a la falta de respeto hacia los valores ambientales de la zona de la citada heredad, amenazando en poco tiempo en convertir el barranco en un erial seco, lo que supondría la pérdida de especies botánicas, faunísticas y el olvido de un paisaje interiorizado en el imaginario colectivo de toda Gran Canaria. Pocos son los cauces continuos de agua que todavía circulan por los barrancos de la isla cómo éste, con abundancia del sauce canario, entre otras especies, que esta heredad pretende acaparar para uso privativo haciendo un aprovechamiento desmedido del mismo.

Como cuentan los miembros del colectivo Turcón-Ecologistas en Acción, el conflicto se inicia años atrás, cuando caminantes y senderistas ponen en aviso de la merma de los caudales de agua en el Barranco de la Mina, también recibimos petición de la directiva de la Asociación de Vecinos Barranco de la Mina, de Las Lagunetas para que denunciáramos los hechos. El Ayuntamiento de San Mateo denuncia de igual manera este asunto en el juzgado y la fiscalía, y la prensa se hace eco. Esto motiva visitas al lugar para comprobar los cortes, desvíos de agua y constatar la gravedad de lo denunciado. La intervención de este este grupo de ecologistas y personas sensibilizadas con el medio natural, ante la inactividad y parsimonia de la vía administrativa y la propia judicial es la salvaguarda del barranco. La diligencia con la que se actúa para criminalizar a ecologistas y defender intereses privados choca con la pasividad de la administración y la justicia cuando estaban conculcados derechos ciudadanos y algunos preceptos constitucionales, como el derecho al disfrute de un medio ambiente sano e íntegro.


julio de 2017 :

junio de 2017 | agosto de 2017



Visitantes conectados: 249