Los espacios naturales de Castilla y León como mera mercancía

Mentiríamos si dijéramos que el medio ambiente le importa poco o nada a la Junta de Castilla y León. Hablando con más precisión lo que realmente desdeña la administración regional es la conservación y protección del Patrimonio Natural de la Comunidad (numerosas son las sentencias judiciales contrarias a sus intereses). Siempre se han puesto por delante los intereses económicos y de partido antes que el cumplimiento de la normativa ambiental.

Tras el parón desarrollista, de hormigón y cemento impuesto por la crisis, que parecía haber dado un ligero respiro en cuanto a proyectos consumidores de materias y destructores de espacios, la Junta de CyL vuelve con una nueva línea de proyectos donde dejan clara la importancia que el medio ambiente y los espacios naturales tienen para nuestros gobernantes, la rentabilidad económica por encima de todo, el medio ambiente como recurso para saciar al modelo desarrollista y capitalista que defiende el Partido Popular.

Los Espacios Naturales de CyL, lejos de conseguir la adecuada conservación que armonice los objetivos ligados al desarrollo y la protección ambiental, se convertirán en escenarios ligados únicamente al desarrollo y perderán los rasgos ecológicos singulares que llevaron a su declaración como espacios naturales. Una vez más la Red de Espacios Naturales (REN) queda como una simple declaración de intenciones para cumplir con Europa y tener un bonito catálogo de fotos que mostrar para vender las bondades naturales de nuestra Comunidad. Tras varios años desde la aprobación de las distintas figuras de la R.E.N muchas no cuentan aun con el desarrollo normativo exigible, lo que muestra a las claras la importancia que la Junta de CyL otorga a estos espacios.

La nueva línea de infraestructuras/proyectos que la Junta de CyL propone para fomentar los Espacios Naturales y las comarcas que los albergan inciden, muchos de ellos, en lugares emblemáticos, bien conservados que perderán ese encanto en cuanto las máquinas comiencen a desarrollar el proyecto de turno. Otro despropósito más de la administración regional que sigue su huida hacia adelante fiando el futuro de la Comunidad a proyectos milagro, pero que sigue sin atender adecuadamente las necesidades básicas de la población rural; comarcas que, con el paso de los años, han visto como su población está totalmente envejecida cuando no desaparecida gracias a las políticas de abandono de la Junta de Castilla y León.

Que partido popular y capitalismo van de la mano no es nada nuevo, si algo nos ha enseñado la crisis es que debemos de apostar por cambiar el modelo desarrollista e insolidario del capitalismo por otro más sostenible y acorde con el futuro a largo plazo.


julio de 2017 :

junio de 2017 | agosto de 2017



Visitantes conectados: 246