Modelo energético sostenible, una vía para mitigar el cambio climático

La única solución frente al problema del cambio climático es la transformación del modelo energético actual en uno más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Los criterios para construir un modelo energético sostenible serían:

AHORRO Y EFICIENCIA ENERGÉTICA

Una adecuada gestión de la demanda energética debe fundamentarse en la reducción del consumo energético actual, basado en el uso de combustibles fósiles, y en la mejora de la eficiencia energética, especialmente en el sector doméstico.

La eficiencia energética se refiere a la cantidad de energía primaria y final consumida por unidad de producto o servicio domestico o nacional. El uso racional y eficiente de los recursos energéticos permite producir un producto o dar un servicio consumiendo menos energía y generando niveles inferiores de contaminación.

Ecologistas en Acción cree que el ahorro y eficiencia energéticas son la principal medida para combatir el cambio climático. Por eso ha desarrollado un Plan de ahorro y eficiencia en el consumo eléctrico (Horizonte 2015) de Ecologistas en Acción. En este Plan se recogen medidas de ahorro y eficiencia energéticas concretas a llevar a cabo en un periodo de diez años, que supondrían una reducción del actual consumo eléctrico de, al menos, un 35%.

ENERGÍAS RENOVABLES

Promoción de las energías limpias y renovables en sustitución de las energías fósiles que contaminan y esquilman los recursos naturales.

Las ventajas ambientales, estratégicas y socioeconómicas del uso de las energías renovables frente a las energías fósiles son las siguientes:

Ambientales

No producen emisiones de CO2 y otros gases contaminantes a la atmósfera, con lo que evitan el incremento del efecto invernadero y el cambio climático.

No generan residuos de difícil tratamiento, como los residuos peligrosos o nucleares.

No dependen de combustibles finitos, son renovables y no se agotan.

Estratégicas

Son autóctonas, mientras que los combustibles fósiles se encuentran concentrados en un número determinado de países.

Evitan la dependencia exterior aumentando la seguridad de suministro. Mientras que los combustibles fósiles aumentan las importaciones energéticas.

Socioeconómicas

Crean cinco veces más puestos de trabajo que las convencionales. Sin embargo las tradicionales crean menos empleos respecto a su volumen de negocio.

Contribuyen al equilibrio interterritorial ya que pueden instalarse en zonas rurales.

Permiten a España desarrollar tecnologías propias. Las energías tradicionales utilizan en su gran mayoría tecnología importada.




Visitantes conectados: 404