Critica a la proliferación de vallados cinegéticos en Extremadura

Ecologistas en Acción critica la proliferación de vallados cinegéticos en Extremadura, que impiden el normal trasiego que las especies silvestres realizan en busca de su alimento natural y de sus zonas de cría tradicionales.

Esta Asociación teme que el aislamiento de algunas especies produzca fenómenos negativos que a nivel global van a producir un empobrecimiento gradual de la pureza genética de las especies, además de la progresiva pérdida de resistencia a algunas enfermedades como efecto de la consanguinidad.

De hecho en visitas que han realizado a algunos cotos vallados han encontrado ciervos enganchados en las vallas, especialmente los individuos jóvenes, que a menudo mueren tras una terrible agonía, desde la Asociación se ha facilitado fotos de algunos de estos animales realizadas este mismo año en la Sierra de San Pedro, los activistas de Ecologistas en Acción procedieron a la liberación de los animales afectados que localizaron.

Consideran que la alta densidad de ciervos favorecida artificialmente, que se produce en muchos cotos produce un deterioro notable de la vegetación existente, lo cual se realiza alimentando a los animales con pienso, grano, o alpacas de pasto seco, produciéndose por un lado el encarecimiento de la actividad cinegética, una domesticación progresiva de los ciervos y un fraude a los cazadores que creen cazar un animal salvaje alimentado con pasto natural. El deterioro del hábitat debido a esta sobrecarga afecta a la fauna en general y a la regeneración natural de la flora autóctona.

Los ecologistas han comprobado además que algunos de estos vallados también se aprovechan para colocar lazos, métodos de caza prohibidos por la legislación vigente, que no son selectivos pudiendo caer en ellos especies protegidas como el lobo ibérico o el lince ibérico, que en los últimos años han desaparecido por completo de la Sierra de San Pedro ante la pasividad y permisividad de la Junta de Extremadura.

Este colectivo denuncia casos concretos como la finca Mortera(442-09-P) situada en el término municipal de Membrío (curso bajo y desembocadura del Río Salor), incluido en el hipotético futuro parque internacional del Río Tajo, se ha realizado el cierre de dicha finca este año, según parece con autorización de la Junta de Extremadura sin tener en cuenta las graves consecuencias que esto produce. Un aspecto que agrava aún más las consecuencias de dicha autorización es que las obras se han realizado durante el inicio de la reproducción; en la zona existen aves amenazadas o en peligro de extinción; como Buitres Negros, Cigüeña negra o águila perdicera... Dichas obras, que traen consigo la apertura de pistas, entrada de vehículos, maquinaria diversa y personal, han producido importantes molestias en las inmediaciones de algunos nidos, poniendo en peligro la nidificación de este año.

Ponen en duda la eficacia y competencia por parte de los funcionarios de la Junta de Extremadura que hayan elaborado este estudio de impacto ambiental, y deberían haber controlado su ejecución. Sospechan que dichas obras se han realizado con prisa para que de esta forma los trabajos finalizasen rápidamente ante la posibilidad de que se apruebe el Parque Internacional del Río Tajo.

Por todo esto Ecologistas en Acción pide una correcta gestión del sector cinegético, en el que no sólo primen los intereses de este colectivo que también deben tenerse en cuenta, sino el interés general y el de la mayoría de los ciudadanos que no practican esta actividad y a muchos de los cuales no les agrada.

Piden una mayor transparencia en la gestión de la caza y que se evite que los grandes intereses económicos implicados pueden afectar a una correcta gestión del sector, en ocasiones con graves repercusiones ambientales como la extinción del lobo ibérico en Extremadura.




Visitantes conectados: 590