Hacia la ratificación del Protocolo de Kioto

Por fin se acerca el esperado momento en que el Protocolo de Kioto se convierta en un texto legalmente vinculante para todos los países que lo han ratificado. La Duma
rusa ha dado ya el visto bueno, faltan aún la decisión del Consejo Federal, la cámara alta del Parlamento, y la firma de Putin. El Protocolo de Kioto entrará en vigor 90 diás
despues de que se deposite la ratificación en la Secretaría General de Naciones Unidas.

Aunque ya han apostado por Kioto más de cien países en todo el mundo, la retirada de EE UU de las negociaciones del clima en el año 2000 ha terminando dejando la puesta
en marcha de Kioto en manos rusas, pues tienen que sumarse los principales emisores en 1990 para alcanzar el mínimo del 55% de las emisiones de ese año, la condición
que exige el tratado. EE UU era responsable del 36%, así pues para alcanzar el 55% había que contar con todo el resto de países industrializados sin excepción: hasta hoy
faltaba Rusia.

Se ha hecho esperar porque Putin ha querido exprimir las ventajas que le daba su posición estratégica y obtener concesiones de la Unión Europea, principal impulsora de la
aplicación del Protocolo. En los siete años que han pasado desde que acordó el texto principal en la ciudad japonesa, la capacidad del acuerdo de Kioto para frenar el cambio
climático se ha venido reduciendo en sucesivas negociaciones, pues se han admitido cada vez más procedimientos que permiten escapar de la obligación fundamental que es
evitar las emisiones sobre todo reduciendo la necesidad de quemar combustibles fósiles.

En cualquier caso la evidencia de que se va a hacer algo sobre el cambio climático ahora es un aldabonazo muy necesario para parte del sector empresarial, que esperaba
que el Protocolo de Kioto se quedara para siempre en una quimera, y para muchos políticos que apostaron y trabajaron para que no entrara en vigor. La próximamente
ex-Comisaria de Energía y Transportes de la UE, Loyola de Palacio, declaraba hace bien pocas semanas que Rusia no iba a ratificar Kioto y que la UE se estaba
equivocando.




Visitantes conectados: 271