Ecologistas en Acción Nº 56

Última actualización : 16 de junio de 2010.

Portada

  • Marina Isla de Valdecañas


    Desde el pasado verano se viene trabajando en la llamada Isla de Valdecañas, dentro del embalse con el mismo nombre, para construir un nuevo complejo turístico, sin que se haya realizado la preceptiva evaluación de impacto ambiental y con el beneplácito de la Junta de Extremadura y del Ministerio de Medio Ambiente. Una actuación injustificable por cuanto la zona pertenece a la Red Natura 2000.

  • Turismo y cambio climático


    Todo indica que las claves que han sustentado el turismo español desde los años sesenta están agotadas y que una serie de temas centrales están alterando de forma sustancial sus cimientos. En un mundo cada día más condicionado por la velocidad de los cambios y el aumento de las incertidumbres, reflexionar en torno al turismo y su futuro requiere considerar no sólo sus propias transformaciones internas sino, también, su relación con la evolución de los sistemas vitales de la biosfera y, muy especialmente, con el cambio climático, reconocido en la actualidad como uno de los mayores retos de futuro.

  • Una refinería delirante


    La Junta de Extremadura persiste en su empeño de instalar una Refinería en Tierra de Barros. La gran mayoría de los movimientos sociales se oponen a este proyecto, por considerarlo un disparate que no resiste las más mínimas consideraciones de eficiencia económica, de respeto ambiental y de salud pública.

  • Polígono de tiro de Las Bardenas


    El polígono de tiro y bombardeo de Las Bardenas Reales es el único campo de tiro aéreo del que dispone el ejército español y la OTAN en Europa. Está emplazado en un espacio con unos excepcionales valores naturales, paisajísticos y culturales. A finales de 2008 termina el contrato entre el Ministerio de Defensa y la Comunidad de Bardenas para su utilización, y aunque hay pocos indicios de que los militares quieran abandonar este territorio, el deseo de una amplia mayoría de la ciudadanía es que se desmantele de una vez una instalación que lleva más de medio siglo poniéndolos en peligro y preparando a los ejércitos para la guerra.

  • Stop Gran Scala


    Marean las cifras que se manejan para la llamada Ciudad del Juego de Los Monegros: 32 casinos, 72 hoteles, 200 restaurantes (algunos ‘subacuáticos’), 5 parques temáticos, grandes lagos artificiales, hipódromo, plaza de toros, campos de golf, 100.000 habitantes… Pero más marea la perspectiva de un auténtico aluvión de fondos públicos para crear las infraestructuras que permitirían la viabilidad de esta insostenible y aberrante operación especulativa.

  • Parques temáticos: corrupción y simulacros


    El anuncio de un nuevo macroproyecto para construir una ciudad del juego en Los Monegros al estilo Las Vegas, con parques temáticos, casinos, hoteles, áreas comerciales y campos de golf, no es sólo la enésima manifestación de un modelo de consumo y empleo del territorio en auge en el Estado español. Es también la confirmación de una tendencia que afecta a la mayor parte de los países desarrollados: la comercialización del entretenimiento a gran escala y el consumo de copias y simulacros, en definitiva, el triunfo lúdico de lo artificial y la sustitución creciente de la naturaleza por la tecnología.

  • Impunidad de las transnacionales


    Más de cinco años después del naufragio del petrolero Prestige frente a las costas gallegas todavía no se ha establecido ninguna responsabilidad civil ni penal de los daños ecológicos y sociales causados. La estructura de las grandes empresas dificulta mucho la imputación de responsabilidades a las mismas, lo que hace que actúen con una gran impunidad. Tampoco ayuda el hecho de que en derechos penales como el español no se pueda condenar de un delito a una empresa, sino sólo a sus dirigentes.

  • Último acto: el coche devora el planeta


    Ante el llamado ‘peak-oil’, la producción de biocombustibles no parece que vaya a sustituir un volumen equivalente de petróleo, sino más bien a cubrir el déficit de abastecimiento de carburantes que surgirá más pronto que tarde. Aunque la sustitución del petróleo por biocombustibles nunca será muy alta, lo que sí parece claro es que puede generar graves problemas sociales –alimentarios– y ambientales.

  • El síndrome del edificio enfermo


    Se conoce como síndrome del edificio enfermo a un conjunto de sintomatologías y enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en los espacios cerrados, pero que también se puede ver agravado por las condiciones de estrés propias del trabajo, el uso de materiales sintéticos o la electricidad estática. Curiosamente, con frecuencia es uno de los efectos de los llamados edificios ‘inteligentes’ o muy tecnificados.

  • La ciudad de los pasos y los pisos


    Quizás porque a nadie se le ocurre ni intentarlo, la pregunta parece poca cosa: ¿se puede salir de Madrid andando? Pues no. Salir de la ciudad sólo es factible si se cumple la regla fundamental de usar un medio de transporte. Puede ser público o privado, caro o barato, y casi siempre ha de ser a motor. Pero no es posible empleando las propias piernas.

0 | 10

+ información

  • Indices


    Temas tratados en artículos de El Ecologista (17 en adelante) y Gaia (1-16).

  • Boletín de suscripción


    Para suscribirte a la revista rellena el boletín y envialo por correo electrónico, por fax o por correo postal.

  • Publicidad


    Anunciarse en la revista Ecologista supone acceder e informar a las personas y sectores más sensibilizados sobre el medio ambiente.


Contacto/teléfono
Marques de Leganes 12
28004 Madrid
Telefono: +34-91-5312739
Fax: +34-91-5312611
Enviar un mensaje


Visitantes conectados: 326