Finaliza la campaña de recaudación para pagar la fianza de la M-501

Ecologistas en Acción da por finalizada la campaña de recaudación de 500.000 euros para parar las obras de la M-501. La organización agradece el apoyo y la colaboración recibida de miles de ciudadanos y lamenta que el rodillo de los hechos consumados se haya impuesto, de momento, a la legalidad y la Justicia. A pesar de ello, el pulso con el Gobierno regional, ha sido un éxito. La devolución de los préstamos se iniciará el próximo lunes 28 de julio.

Ecologistas en Acción valora muy positivamente la campaña Ahora podemos parar la M-501. La campaña se inició el pasado 4 de junio con el fin de pedir la colaboración ciudadana para recaudar 497.367 euros (82.754.906 pesetas) de fianza que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid impuso como condición previa para paralizar las obras ilegales de la autovía M-501. Previamente, en el mes de febrero, el mismo Tribunal, había declarado nulos los acuerdo por los que el Gobierno de Aguirre aprobó el desdoblamiento, además, instaba a restaurar los terrenos a su estado original.

En tan sólo 48 días, Ecologistas en Acción ha recogido 263.337 euros (43.815.590 pesetas), es decir más de la mitad de la fianza. Esto ha supuesto la participación de miles de personas anónimas, aunque también han colaborado personajes de reconocido prestigio como Federico Mayor Zaragoza y Rosa Regás, asociaciones, músicos y partidos políticos como Izquierda Unida.

Teniendo en cuenta que el plazo límite de la campaña era el 27 de julio, que el pasado sábado ha entrado en funcionamiento el tramo en obras y que el Tribunal, ha denegado la reducción de la cuantía de la fianza, Ecologistas en Acción, ha decidido dar por concluida la recaudación. “Estamos convencidos haber conseguido la totalidad de la fianza si el Gobierno regional no hubiera acelerado las obras”. Aunque la política de hechos consumados se ha impuesto, de momento, a la legalidad y la Justicia, la batalla contra la carretera ilegal no termina aquí. Aún está pendiente el pronunciamiento del Tribunal Supremo y, entonces, cuando la sentencia sea firme, deberá ejecutarse, restaurando los terrenos a su estado original.

A pesar de ello, el pulso con la Comunidad de Madrid ha sido un éxito. Que una organización ecologista formada por voluntarias y voluntarios, sin apenas medios, haya traído en jaque a uno de los gobiernos autónomos más poderosos del Estado, no es baladí. El Gobierno regional se ha visto obligado a desplegar su poder e influencias en todas las instancias, incluida la Comisión Europea con quien logró un acuerdo que posteriormente, ante las fuertes críticas, la propia Comisión se vió forzada a deshacer. A pesar de ese inmenso poder, Ecologistas en Acción, ha vencido en todos los frentes legales, pero ha sucumbido ante la política de hechos consumados.

Sin duda, el comportamiento del Gobierno regional en el caso de la M-501 pasará a la historia como una grave quiebra del Estado de Derecho. Además pone de manifiesto, una vez más, el desprecio del Gobierno de Esperanza Aguirre a las decisiones judiciales y al medio ambiente y abre una brecha en el sistema judicial español. La conclusión que se extrae de todo esto es que la Justicia sólo se aplica si se cuenta con grandes fortunas, situación insólita en otros países de la Unión Europea. Sólo España y Reino Unido cuentan con condiciones tan draconianas.




Visitantes conectados: 70