Obligan al ayuntamiento a proporcionar información pública

En este bochornoso espectáculo, monumento a la falta de transparencia, también ha tenido que intervenir el Defensor del Pueblo Andaluz.

En enero de 2017, Toniza-Ecologistas en Acción de Chiclana solicitó al Alcalde de Chiclana, José María Román, información relativa a las tasas cobradas a tres circos y, en caso de no haberse cobrado tasa alguna, información relativa sobre la normativa vigente aplicada para la exención de dichas tasas y/o cualquier otro motivo en el que se sustentase dicha exención.

Tras la pertinaz negativa a proporcionarnos la información solicitada, acudimos al Consejo Andaluz de Transparencia en marzo de 2017 para que hiciera cumplir al Consistorio chiclanero con este elemental derecho democrático.

Después de muchos meses sin obtener respuesta, nos dirigimos al Defensor del Pueblo Andaluz que admitió a trámite nuestra queja a finales de diciembre.

Sin embargo, no ha sido hasta enero de 2018 cuando el Consejo Andaluz de Transparencia, tras estimar nuestra reclamación, condenando al Ayuntamiento por denegación de información pública y ante la amenaza de aplicarle el régimen sancionador, cuando se nos ha enviado un escrito con la respuesta.

Ha pasado más de un año, 13 meses. Algo intolerable en una institución que quiera ser mínimamente transparente. La falta de transparencia, como sabemos, no presagia nada bueno en la institución que la practique y es un impedimento para que una comunidad, un pueblo… progrese social, democrática y económicamente.

Merece la pena recordar que el plazo para proporcionar información pública, tal como marca el artículo 32 de la Ley de Transparencia Andaluza, es el menor plazo posible. Unos días. Pero, como máximo, el Ayuntamiento dispone de un mes.

Pero no es eso lo más grave, que hayan transcurrido más de 13 meses, sino que el Ayuntamiento ha cumplido formalmente con el requisito de contestarnos pero mucho nos tememos que no acabe aquí la cosa. Haciendo piruetas con las palabras creemos que viene a comunicarnos que en ese suelo municipal, La Longuera, ningún circo u otra actividad comercial, deducimos nosotros, tiene que pagar porque no hay Ordenanza Fiscal para cobrarle por ocupación de ese suelo público. Difícil de comprender pero, según la respuesta municipal, así es. De todas formas, el escrito no responde a la información que pedíamos por eso hemos vuelto a presentar una reclamación al Consejo Andaluz de Transparencia.




Visiteurs connectés : 10