Piden a la Junta que Arraijanal sea ZEC y exigen la recuperación ambiental del Corredor Verde de la desembocadura del Guadalhorce

El inicio de las operaciones para el desarrollo del Plan Especial de Ordenación del Arraijanal ha provocado que las organizaciones ambientales, vecinos, arqueólogos y científicos se opongan y reactiven su lucha por la preservación de sus valores, incompatibles con el proyecto de la Academia de fútbol y edificios anexos. Por ello, Ecologistas en Acción pide que la Junta de Andalucía tramite que Arraijanal sea una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000 y exige la recuperación ambiental del Corredor Verde de la desembocadura del Guadalhorce y lo conecte con Sierra Mijas.

Cabe recordar que en el Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Málaga del 2009, elaborado por la Junta de Andalucía, la zona de Alrraijanal se propone para la creación de un gran parque metropolitano de 54 hectáreas y se rechaza la urbanización de propuesta por el Ayuntamiento. Para Ecologistas en Acción este cambio tiene todos los visos de especulación urbanística.

En este sentido, la organización exige la devolución de los territorios de Arraijanal a la ciudadanía y pide que no sean “regalados” al jeque catarí Abdullah Al Thani mediante una cesión de 75 años a la Fundación creada expresamente para estos terrenos. “No nos oponemos a la creación de la Escuela de Futbol Málaga C.F., pero exigimos que se ubique en la zona donde inicialmente estaba proyectada, junto al barrio de El Puerto de la Torre, que cuenta con el apoyo de los vecinos y no crea ningún impacto medioambiental”, asevera el colectivo.

Por otro lado, desde Ecologistas en Acción apoyamos todas las reivindicaciones de las asociaciones Ciriana, Arscusves y Torrevigia en protesta contra las obras que ya se llevan a cabo en Arraijanal y consideramos inaceptable su detención a causa de su resistencia y manifestación pacífica. Hay que tener en cuenta que actualmente la Fiscalía está investigando estas obras y ha pedido al Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y el Seprona que le remitan informes técnicos para comprobar su legalidad.

El Arraijanal se trata de uno de los escasísimos espacios sin urbanizar del litoral de la provincia de Málaga, uno de los de mayor ocupación (más del 80%) de las costas españolas.

Además este espacio litoral forma parte de un Corredor Verde de vital importancia para la conexión de la costa malagueña con el interior de la provincia ya que conecta la desembocadura del Guadalhorce con Sierra Mijas incluyendo el campamento Benítez y la Cizaña como puntos de la costa.

La zona de Arraijanal es, igualmente, de gran importancia ambiental para el Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce, a escasos metros de separación, ya que, al no quedar zonas sin construir, es zona de campeo, cría y descanso de muchas de las especies protegidas (aves, anfibios, invertebrados...) del citado Paraje Natural.

Asimismo, la zona de Arraijanal contiene importantes yacimientos arqueológicos. Uno de época romana, en buen estado de conservación, con una serie de villas romanas separadas por unas decenas de metros dedicadas a la industria pesquera, y sus necrópolis. Además se encuentra muy cercana a la ciudad fenicia del Cerro del Villar, una joya arqueológica de 700 a.C. que, aunque afectada por las crecidas del río Guadalhorce, se encuentra bien conservada.

En definitiva, Ecologistas en Acción propone: la paralización cautelar del proyecto de la Academia de la Fundación Málaga CF; que la Junta de Andalucía tramite que Arraijanal sea una Zona de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000 que se incluya en el Paraje Natural de la desembocadura del Guadalhorce y forme parte del Corredor Verde que conecte con Sierra Mijas; y además, la revisión del Plan Especial de Ordenación del Arraijanal.




Visiteurs connectés : 9