Estudio del nivel de conocimiento y conciencia de la población sobre el sector pesquero

  Sumario  

 Estudio

El presente estudio consiste en un análisis del conocimiento y la conciencia de la población del Estado español sobre el medio marino y los recursos procedentes del mismo, mediante la realización de un cuestionario en línea y en papel que se llevó a cabo del 19 octubre al 21 de noviembre del 2016. Con este trabajo se pretendía además informar de las principales presiones que amenazan los recursos pesqueros y dar a conocer la guía “Sin mala espina” de Ecologistas en Acción, con el objetivo de divulgar hábitos de consumo de pescado y marisco más responsables.

Estudio del nivel de conocimiento y conciencia de la población sobre el sector pesquero

Según los datos obtenidos en el cuestionario, consumimos pescados y mariscos aproximadamente 1 vez por semana. Las especies de pescado más consumidas son el atún, el boquerón y la sardina en este orden, así mismo las especies más consumidas de moluscos son el calamar, el mejillón y el pulpo en este orden y por último, según los resultados del cuestionario, las especies de crustáceos más consumidas son las gambas y los langostinos. Este alto nivel de consumo y el complejo comercio exterior asociado, pone en peligro la integridad de los ecosistemas marinos debido a la pesca industrial que faena en caladeros lejanos, con artes de pesca de alto impacto ambiental, gran consumo de combustibles fósiles y por ende, contribución al cambio climático.

Los resultados del cuestionario inicial han sido bastante buenos, ya que los encuestados han acertado de media 6 de las 8 preguntas. Estos datos indicarían que la población tiene unos conocimientos sobre los recursos pesqueros más que suficiente, sin embargo, consideramos que haría falta un estudio en mayor profundidad, para poder hacer esta afirmación. Las mayores puntuaciones han sido obtenidas por los encuestados de edades comprendidas entre los 41 y los 60 años, mientras que la clase de edad que menor puntuación ha obtenido ha sido la de los encuestados cuyas edades están incluidas entre los 15 y los 18 años. Esto podría explicarse porque los segundos no suelen estar familiarizados con lo que consumen ya que son sus familiares quienes suelen encargarse de hacer la compra. Además, los resultados indican que las personas que participan o han participado en movimientos sociales conocen mejor el mar y sus recursos, ya que han obtenido puntuaciones mayores. Por último, una de las conclusiones más interesantes obtenidas en el estudio ha sido que el 72,7 % de las personas encuestadas considera que las acciones individuales sí pueden servir como motor de cambio para mejorar la situación actual de las poblaciones de pescado y marisco.

Os animamos a que poco a poco vayáis poniendo en práctica hábitos de consumo más responsables, tan necesarios para los habitantes de nuestros mares y en definitiva, para nosotros mismos. Antes de comprar en tu mercado, consulta nuestra guía de consumo responsable de pescado y marisco “Sin mala espina” y ayúdanos combatir la sobrepesca.




Visitantes conectados: 395