El vertedero incontrolado de Mazo, desmantelado tras una denuncia

El Ayuntamiento de Mazo convirtió lo que inicialmente era una escombrera de obras municipales en un vertedero de toda clase de materiales y objetos, incluyendo inflamables como gomas de coches, colchones, plásticos, bombonas, y también residuos peligrosos como aceites de coches, cartuchos de tóner, neveras sin desgasificar y vehículos sin descontaminar, entre otros.

Lo peor de todo es que esto ocurría con la guardería, el colegio y el instituto en un radio de menos de cien metros desde el vertedero. Un incendio fortuito o intencionado del vertedero hubiera ocasionado una humareda tóxica con más que probables repercusiones en la actividad de estos centros docentes, como ocurrió hace pocas fechas en Los Llanos de Aridane por el incendio en otro vertedero ilegal, también de propiedad municipal.

Desde La Centinela-Ecologistas en Acción nos alegramos de la reacción del Ayuntamiento de Mazo porque, más allá de las consecuencias que para el ayuntamiento pueda tener el expediente que ha abierto el SEPRONA a raíz de nuestra denuncia, han acabado con una situación ilegal y a todas luces negligente con bastante celeridad.

Pero nuestra reflexión final debe ser la de constatar que siguen siendo las administraciones públicas las primeras incumplidoras de la legislación sobre residuos y, por acción u omisión, de todas las leyes ambientales, una querencia arraigada en Canarias pero que, lamentablemente, se ha reforzada desde la llegada del gobierno de Clavijo.




Visitantes conectados: 410