Entrega del Premio de Medio Ambiente y del Premio Chandrío

Este año el Premio de Medio Ambiente ha sido otorgado a Antonio Casas, Doctor en Geología, trabaja como Profesor de la Universidad de Zaragoza. El Profesor Casas recibe este galardón por su larga trayectoria en la defensa del medio ambiente. Desde hace muchos años ha puesto todo su saber también al servicio de la sociedad. El Profesor Casas ha realizado informes sobre proyectos de dudosa viabilidad técnica o con afecciones al medio ambiente. Así ha sido en el caso de Itoiz o de Yesa. Proyectos donde ha querido poner un contrapunto científico y argumentado donde parece que sólo priman intereses económicos, frente a la seguridad en las obras o la viabilidad técnica y medio ambiental. El profesor Antonio Casas ha sido siempre para los colectivos y personas que defienden el medio ambiente un referente y una ayuda. Es de agradecer, que figuras con renombre y prestigio sigan expresando su opinión y colaborando en la defensa de causas, que sin su ayuda quedarían aplastadas por falsas razones. Causas que quedarían arrasadas por eso que se llama el “interés general”, y que en realidad es el interés de unos contra otros o de unos contra el medio ambiente.

Dentro de estos actos el premiado nos ha ofrecido una conferencia en el Salón de Actos de la UNED de Tudela cuyo título ha sido: “Los embalses de la cuenca del Ebro: Riesgos y desastres ambientales”. Tras la finalización de la magistral conferencia ha tenido lugar la tradicional cena de socios, amigos y simpatizantes en un popular restaurante tudelano. En los postres y como viene siendo habitual se ha hecho entrega del galardón a Antonio Casas. El premio es una bonita talla en madera de olivo del Castil de Tierra, símbolo de nuestra Bardena. Además, se ha elegido por votación de los asistentes el Premio Chandrío.

Este año el Premio Chandrío ha recaído en el Gobierno de Navarra por volver a negarse a realizar un plan de mejora de la calidad del aire en Navarra. Recordemos que ante las superaciones legales de los límites establecidos para el ozono troposférico las administraciones están obligadas según la ley a elaborar un plan que trate de mejorar esa situación. Es hora ya que el Gobierno de Navarra se tome en serio la calidad del aire en La Ribera, ya que somos la zona de Navarra con el aire de peor calidad. Por esta causa recientemente hemos interpuesto recurso de alzada ante la negativa del ejecutivo navarro de realizar dicho plan de mejora. Nos vemos abocados a poner de relieve este problema que tiene consecuencias negativas sobre la salud humana y de nuestros cultivos y flora en general. Advertimos que Gobierno de Navarra ha superado todas las líneas rojas en esta materia y que si no se elabora ese plan como le obliga la legislación seguiremos dando batalla, incluso con iniciativas judiciales.




Visitantes conectados: 733