Talan más de 50 árboles en el colegio Cristo de la Salud de Valdemoro

El pasado mes de agosto se consumó la tala de más de 50 árboles del CEIP Cristo de Salud. El Ayuntamiento de Valdemoro respondía así a supuestas presiones del AMPA y de la dirección, que advertían de riesgos para la seguridad de los alumnos debido al precario estado fitosanitario de un tercio de los olmos de Siberia que ocupaban el patio del centro escolar.

Ecologistas en Acción ha lamentado la reciente tala de los 55 árboles que crecían en el patio de este colegio público, cuya edad se estimaba en torno a los 30 años y que constituían una valiosa masa arbórea en el conjunto industrial y residencial inmediato.

Poda de olmos siberianos (Ulmus pumila) del CEIP Cristo de la Salud. Marzo 2010

El acelerado deterioro y envejecimiento de estos árboles está relacionado con las abusivas e injustificadas podas a que fueron sometidos durante años. Así lo verifica un informe [1] encargado a expertos, que viene a confirmar las constantes denuncias de la asociación ecologista sobre las enormes deficiencias en el mantenimiento del arbolado urbano realizado por FCC.

El citado documento identificaba como en situación de riesgo elevado 17 de los 55 ejemplares, al mismo tiempo que recomendaba actuaciones urgentes para mejorar la seguridad de la totalidad los árboles que no pasaban necesariamente por su tala y que entrañaban ciertos costes.

Aspecto del patio escolar tras la tala de todo el arbolado. Agosto 2017

Ecologistas en Acción, que ante todo comparte la necesidad de garantizar la seguridad de los alumnos, sostiene que este episodio es el corolario lógico de la deficiente gestión del arbolado urbano en manos de FCC desde 2009. Las podas abusivas practicadas temporada tras temporada por esta empresa, consentidas por técnicos y responsables políticos, además de vulnerar la Ley 8/2005 de Protección y Fomento del Arbolado Urbano de la CAM, han infligido graves e irreversibles daños a la salud de los árboles de Valdemoro. En el caso del colegio Cristo de la Salud, Ecologistas en Acción ya denunció en abril de 2010 los severos terciados ejecutados sobre estos olmos.

Recuerda la asociación valdemoreña que los enormes cortes dejan expuestas a la intemperie zonas del árbol protegidas. La cicatrización de heridas de considerable diámetro (superiores a 10 cm), precisa de varios años durante los cuales diversos agentes como las heladas, la sequedad ambiental o la insolación pueden dañar gravemente la madera y dar origen a necrosis y podredumbre, tal y como presentaban en su mayoría los árboles drásticamente eliminados del Cristo de la Salud. Este es también el caso de notables arboledas locales, por la presencia de añosos ejemplares, como las del Paseo de la Estación y las calles Párroco Don Lorenzo y Duque de Lerma.

Los árboles urbanos proveen de incalculables beneficios ambientales al mejorar la calidad del aire aportando oxígeno y humedad; mejorando la biodiversidad; previniendo la erosión y revelándose, sin duda, como los mejores aliados en la lucha contra el cambio climático (al ser sumideros de CO2). Para ilustrar el alcance que para el entorno tendrá la indiscriminada decisión institucional Ecologistas en Acción recuerda que la evaporación de un árbol individual puede producir el efecto refrigerante de 10 habitaciones con aire acondicionado funcionando 20 horas al día [2].

Para evitar en lo posible la repetición de este tipo de situaciones la asociación ecologista confía en que el nuevo gobierno vigile con especial cuidado la ejecución de los trabajos de poda, moderando y limitando estas a aquellos casos, previstos por la ley, que la hagan estrictamente necesaria.




Visitantes conectados: 832