Salud, dinero y amor: un brindis por 20 años de ecologismo en acción

Ecologistas en Acción desea para el año de su vigésimo aniversario que todas las personas puedan disfrutar de ecosistemas saludables, que se produzca un más que necesario reparto de la riqueza y que haya más tiempo para dedicar a las relaciones sociales.

"Salud, dinero y amor" es probablemente uno de los brindis más repetidos al empezar cada año. Al realizarlo, las personas se desean unas a otras un nuevo tiempo de felicidad. Ecologistas en Acción hace suya la frase, para dar la bienvenida al año nuevo y desear la felicidad a todas las personas del planeta.

Salud, para poder vivir más plenamente, lo que depende de la existencia de ecosistemas bien conservados y libres de toda contaminación. Dinero, para redistribuirlo, porque no puede haber una sociedad feliz si no es igualitaria, y para limitar su poder, dado que no puede haber un planeta sostenible mientras la principal vara de medir se pueda acumular en las cuentas bancarias de unos pocos. Y amor, porque, además de la equidad social, la calidad de las relaciones humanas son la fuente de felicidad más estable y duradera, justo lo contrario de la infelicidad que promueve el consumismo.

Para lograr que estas bonitas palabras no sean más que un brindis al sol, la organización ecologista durante 2018, año en que se cumple el vigésimo aniversario de su fundación, volcará sus esfuerzos en seguir luchando por un planeta más sostenible y justo y tratará de alcanzar las siguientes 20 metas:

- 1. En un contexto de crisis ecológica y de creciente desigualdad económica, asegurar que todas las personas del planeta tengan soberanía ambiental: el acceso a ecosistemas bien conservados, a agua potable, a aire limpio, a energía renovable y a comida agroecológica y la capacidad de gestionar todo esto de manera democrática y sostenible.

- 2. Frenar el avance del cambio climático, lo que implica desarrollar una ley de cambio climático que reduzca la demanda energética, elimine de forma constante el uso de combustibles fósiles y promueva modelos de producción y consumo cercanos.

- 3. Evitar las falsas soluciones al cambio climático, como la geoingeniería, que lejos de ayudar a superar el problema lo perpetúa. Se trata de cambiar las reglas del juego, no el clima.

- 4. Impedir el desarrollo de nuevos proyectos mineros y modificar la ley de minas para que tenga en cuenta las necesidades de la población que vive cercana a estas instalaciones y se evite la degradación de los ecosistemas.

- 5. Lograr la equidad y el respeto a la diversidad de todas las personas, sin importar su identidad sexual, color de piel, lugar de nacimiento, cultura u orientación sexual.

- 6. Parar la pérdida de biodiversidad, por respeto a otras especies con las que compartimos el planeta y porque es la única manera en que la humanidad puede asegurarse el futuro.

- 7. Proteger el buen funcionamiento de los ciclos de los ecosistemas y de las especies que los componen.

- 8. Promover un mundo rural vivo y bien conservado, impulsado por la ganadería y la agricultura ecológica, en el que las personas tengan acceso a la tierra y a todos los servicios públicos.

- 9. Fomentar un urbanismo que premie la cercanía, el acceso a la vivienda y los barrios diversos y sostenibles. Un urbanismo libre de especulación y de desahucios.

- 10. Mejorar la calidad del aire a base de disminuir el transporte por coche privado y de promover modelos de movilidad basados en caminar, la bicicleta y el transporte público, fundamentalmente el tren convencional para viajes de media y larga distancia.

- 11. Impulsar la economía circular en la que se reutilizan o reciclan todos los productos, a través de un plan de residuos que pase por el compostaje de toda la materia orgánica, por la eliminación de los envases de plástico y por un sistema de retorno del resto de los envases.

- 12. Siguiendo el ejemplo de Garoña, cerrar todas las centrales nucleares que quedan abiertas. El crecimiento del Movimiento Ibérico Antinuclear formado por movimientos sociales de toda la península, da muchas esperanzas para finalmente lograr este objetivo.

- 13. Recuperar los mares y océanos para que tengan más seres vivos y menos plásticos. Es imprescindible la imposición de cuotas pesqueras con base científica, la promoción de la pesca local y sostenible y la eliminación de las macroflotas que sirven a los intereses de un pequeño grupo enriquecido. El velero Diosa Maat de Ecologistas en Acción recorrerá este año la Costa Atlántica para apoyar esta meta.

- 14. Alcanzar una nueva política hidrológica, adaptada al cambio climático y a las necesidades de los ecosistemas. Esto requiere respetar los caudales ecológicos, frenar los nuevos proyectos de pantanos y limitar el regadío.

- 15. Completar la red de Reservas Naturales Fluviales y favorecer una gestión adecuada de las mismas.

- 16. Parar todas las guerras y desmilitarizar la sociedad, lo que supone eliminar leyes represivas y de control de las personas, como la ley mordaza o la ley de extranjería. De hecho, dado que ningún ser humano es ilegal, la libre circulación de todas las personas por el planeta, especialmente de aquellas refugiadas por motivos bélicos, ambientales o económicos, debería ser una realidad a finales del año que viene.

- 17. Proponer modelos educativos con visión biocéntrica, en los que el ser humano esté integrado en los ecosistemas, los respete y pueda decidir de manera democrática sobre su gestión.

- 18. Repartir el trabajo entre todas las personas, atendiendo a las necesidades de la sociedad y de los ecosistemas y no a la necesidad de lucro de unas pocas empresas. Un reparto de los trabajos que valore los trabajos de cuidados y los reparta y que deje tiempo para desarrollar las relaciones humanas de calidad.

- 19. Desarrollar alternativas al modelo capitalista: trabajar por la economía social, los canales cortos de comercialización, la cultura libre o las monedas sociales, que hacen que el dinero no sea en sí mismo un fin acumulable, sino un medio de intercambio.

- 20. Festejar los 20 años de Ecologistas en Acción, por todo lo que se ha conseguido en estas dos décadas, por todo lo que se va a conseguir en el futuro y porque la celebración y la alegría es vital en todos los grupos humanos.




Visitantes conectados: 375