El TSJ exige a la Junta el cumplimiento de la sentencia que pesa sobre UNALSA

La Sentencia, ratificada por el Tribunal Supremo en julio de 2016, es firme y obliga a la empresa Universal de Alimentación, S.A. (UNALSA) a construir una estación depuradora de aguas residuales en la fábrica de harinas y grasas de origen animal que tiene en Alija de la Ribera (Villaturial), cumpliendo así con la autorización de vertido dada en 2008 por la Confederación Hidrográfica del Duero.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha dado la callada por respuesta a los requerimientos hechos por el TSJ en julio y octubre de 2017 en los que solicitaba “que ponga en conocimiento de este Tribunal las medidas concretas que han sido adoptadas para el cumplimiento íntegro de dicha sentencia…”.

Mediante providencia de 9 de enero, el TSJ da un nuevo plazo máximo de 15 días al Secretario(a) General de la Consejería para que, “bajo su directa y personal responsabilidad, de cumplimiento efectivo a dicha sentencia firme, - pues no basta con decir que se lleve a puro y debido efecto-, debiendo remitir a esta Sala el correspondiente informe que acredite que se ha cumplido efectivamente dicha sentencia o, en otro caso, las razones que existan para no hacerlo”. Esta resolución se ha notificado personalmente al Ilmo. Sr. Secretario General “al que se le advierte de las responsabilidades en que pudiera incurrir en caso de incumplimiento de lo aquí resuelto”.

Cabe recordar que los persistentes vertidos irregulares de UNALSA, han dado lugar a la apertura de más de 50 expedientes sancionadores de la CHD, que ha llegado a catalogar al Río Bernesga tras su paso por Villaturiel, León, como punto negro de la cuenca. Además, la actividad de UNALSA ha provocado innumerables quejas y denuncias de los vecinos (más de 800 se encuentran registradas en el Ayuntamiento de Villaturiel y más de 1.700 en el Defensor del Pueblo). A pesar de ello, las autoridades ambientales han permitido y siguen permitiendo a UNALSA realizar su actividad sin autorización de vertido y sin depuradora de aguas residuales.

Consideramos un agravante que al frente de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente haya un exjuez, el leonés Suárez-Quiñones, plenamente consciente del valor de las Leyes y de las Sentencias; pero que, sin embargo, no es la primera vez que elude su obligación de cumplirlas y hacerlas cumplir.

La asociación en León, seguirá trabajando para lograr la total aplicación de ésta y otras sentencias ganadas por Ecologistas en Acción.




Visitantes conectados: 379