Premios Atila 2017

  • Con motivo de la celebración del Día Mundial de Medio Ambiente, Ecologistas en Acción otorga sus premios Atila y Caballo de Atila a la conducta más destacada en 2017 por su contribución a la destrucción del medio ambiente.
  • Los galardonados son el ministro de Energía y Turismo Álvaro Nadal, el CSN, el lobby cinegético español y el presidente de EE UU Donald Trump.
  • En esta edición los Premios Atila cumplen 25 años. Por ello, además de las categorías habituales, la organización otorga un galardón especial.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son aumentar la conciencia medioambiental y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Muchas instituciones públicas, empresas y otras entidades aprovechan la ocasión para lanzar mensajes sobre las buenas acciones que emprenden para contribuir a estos objetivos. Ecologistas en Acción, por contra, utiliza la cita para darle la vuelta a muchos de estos mensajes y resalta, con sus Premios Atila, que precisamente muchas de las conductas de instituciones y de sus responsables son las que siguen profundizando la crisis ambiental.

Desde 1992 Ecologistas en Acción ha concedido los Premios Atila para distinguir a quienes a lo largo del año hayan destacado más por su contribución a la destrucción del medio ambiente. En estos 25 años han sido muchas las personas y organizaciones premiadas.

Los Premios Atila, que se concedieron por primera vez en 1992 coincidiendo con la Cumbre de la Tierra de Rio de Janeiro, tienen dos categorías, denominadas “Atila” y “Caballo de Atila”. Cualquier persona puede dirigirse a esta asociación proponiendo la nominación de algún individuo o ente jurídico, debiendo detallar sus “méritos”. Los nominados podrán participar en cualquiera de las secciones de que constan los premios: actuación más bárbara, tontería más destacable, mayor presunta malversación de fondos públicos o privados para la destrucción de la naturaleza y mayor chapuza.

Este año, este reconocimiento a la destrucción del medio ambiente va para:

Premio Atila 2017 ex aequo al ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal, y a Fernando Marti Scharfhausen, en representación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) por su insistencia en la renovación de los permisos de las centrales nucleares y por facilitar los trámites para alargar la vida de las centrales, aunque las propias empresas propietarias de estas centrales no tengan voluntad de hacerlo.

Premio Caballo de Atila 2017 para el lobby cinegético de este país. Por seguir insistiendo en imponer la caza ante otras actividades económicas y lúdicas en el medio natural. Por pretender que la caza se enseñe en los colegios. Por seguir fomentando modalidades de caza con graves impactos ambientales, éticos y sociales (como los lazos y las cajas trampa para el control de predadores). Y finalmente, por presionar al Congreso de los Diputados para que otorgue a los cazadores la distinción de conservadores de la naturaleza.

Accésit 2017 para Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Por su política energética fósil y caduca. Por sacar de la agenda el cambio climático, invisibilizarlo y restarle toda importancia presidiendo uno de los principales países contaminadores del mundo.

Tras estos 25 años de Premios Atila, Ecologistas en Acción quiere hacer un reconocimiento especial. Se trata de un agradecimiento a todas aquellas personas activistas por el medio ambiente que en este periodo han puesto su vida en peligro por defender la naturaleza. Sin ellas encararíamos el futuro con menos esperanza.




Visitantes conectados: 780