La UE debe tomar medidas de profundidad contra los mercados financieros para atajar la crisis

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

Ecologistas en Acción denuncia que la UE sigue dejando que el lobby de la industria financiera sea el principal consejero sobre la regulación financiera para que ’nada cambie y todo siga igual’.

Contrariamente a las afirmaciones del presidente del Gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero, que sostiene que el sistema financiero español no corre peligro, o de la canciller alemana Angela Merkel, que ha asegurado que "España va en la buena dirección", Ecologistas en Acción, afirma que los mayores impactos de la crisis financiera están todavía por venir, especialmente en el contexto de la crisis de la deuda pública en los países periféricos de la zona euro.

Los estados y las grandes empresas han gastado por encima de sus posibilidades y esta espiral de endeudamiento tiene como consecuencias, planes de ajuste estructural y paquetes de austeridad con graves recortes sociales, agresiones contra los derechos sociales y una reforma laboral a medida de las demandas de la patronal.

Para Ecologistas en Acción, es el sector financiero el que ha provocado la actual crisis económica de proporciones históricas. Pero fueron las políticas de la UE que las que han hecho posible un crecimiento exponencial del sector financiero, centrado en el beneficio especulativo a corto plazo, generando así, una ‘economía de casino’. En consecuencia, exigimos a los gobiernos que cambien sus políticas, a todas luces erróneas, porque hace que millones de personas estén pagando con la pérdida de su empleo, sumidos en la pobreza y la exclusión.

Ecologistas en Acción, exige a Zapatero retirar de forma retroactiva las ayudas millonarias a los bancos y al sistema financiero, así como a las empresas automovilísticas, así como destinar los recursos públicos para enfrentar las crisis sociales y medioambientales, con la urgencia política necesaria.

A la organización ecologista, le resulta escandalosa que las grandes empresas de servicios financieros se estén beneficiando durante décadas, de las desregulaciones y, en los momentos de la crisis, que ellas mismas han provocado, reciban dinero público para luego comprar la deuda pública producida, entre otras, por los mismos paquetes de rescate del sector financiero.

Además, Ecologistas en Acción denuncia que en los debates sobre la regulación de los fondos de alto riesgo (hedge funds y private equity funds) que tienen lugar actualmente en Bruselas, varias organizaciones de lobby, como la European Venture Capital Association -que representa los fondos de inversión más grandes y controvertidos- mueven los hilos en la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo para impedir cualquier tipo de restricción a sus actividades criminales.

La banca de inversión Goldman Sachs -acusada de fraude, y uno de los mayores responsables de la burbuja financiera de 2008- es uno de los asesores favoritos de la Comisión Europea sobre la regulación de los mercados financieros. Por ello, Ecologistas en Acción, exige a la UE prohibir tajantemente el acceso de Goldman Sachs y otros grupos de lobby a las instituciones europeas.

En opinión de Ecologistas en Acción, ha llegado el momento de que los bancos y el sistema financiero paguen los costes del rescate y de los impactos económicos y sociales derivados.

Uno de los instrumentos más eficaz para ello sería un impuesto sobre las transacciones financieras. Este impuesto generaría los fondos necesarios para pagar la prestación por desempleo y la atención sanitaria, así como para luchar contra la pobreza mundial y el cambio climático.

Instamos a la UE que, en su próxima reunión del G-20 en la ciudad canadiense de Toronto (26-27 de junio de 2010), apruebe un impuesto sobre las transacciones financieras y se prohíban todos los paraísos fiscales, los fondos de alto riesgo y de capital riesgo, así como el comercio de productos de derivados financieros y los mercados de futuros de materias primas.
 
Ecologistas en Acción demanda al gobierno Zapatero políticas públicas coherentes que pongan las finanzas y el dinero al servicio de la sociedad, sobre todo de los más vulnerables, y de la transformación del actual modelo de producción y consumo, con el fin de comenzar una transición energética y económica hacía un modelo socialmente justo y ambientalmente sostenible.




Visitantes conectados: 630